martes, 20 de noviembre de 2012

R.E.M & SONIC YOUTH: “VINIERON PARA DECIRNOS ADIÓS…”



Michael Stipe en plena danza
R.E.M y Sonic Youth son dos bandas emblemáticas de la historia rockera americana aunque la primera más reconocida y masiva que la segunda pero ¿qué pueden tener en común ambas agrupaciones con nuestro país?, pues el haber considerado a Lima como parte de sus últimos tours antes de la despedida y desintegración definitiva. 

R.E.M EN LIMA 
El viernes 14 de noviembre del 2008 la banda de Georgia  congregó a más de 35 mil personas en el Estadio Nacional, sin temor a equivocarme fue la primera vez que un grupo de rock “alternativo” lograba tremenda convocatoria de público en un escenario peruano. 

Travis conquista al público
El show fue parte del Lima Hot Festival que también contó con la participación de los locales Turbopótamos y Cementerio Club, quienes tuvieron unas presentaciones para el olvido, y los escoceses Travis quienes sencillamente se metieron al público al bolsillo, desarrollando una de las mejores performances  que se haya visto en Lima por parte de una banda de rock, y cautivando aún aquellos que sólo habíamos ido a ver a R.E.M y odiábamos escuchar hasta el cansancio “Sing”(aunque también eran varios los que sólo fueron para ver a Travis), canciones desgarradoras y melancólicas como “Writing to Reach You” o “Turn” se conectaban perfectamente con las festivas “Side” o “All I Want Do is Rock”  en donde el guitarrista tuvo la brillante idea de sellar la unión con el público al lanzarse con su instrumento a la multitud y seguir tocando encima de sus fans, todo este furor llegó a su clímax con “Why Does it always Rain On Me?” con todo el respetable saltando al compás del tema, una actuación por demás convincente la de los británicos y que me hicieron posteriormente buscar su colleción de videos y comprarla sin reparos.

Los escoceses entonado "Flowers in the window"
R.E.M  y dos horas imborrables de buena música
El ambiente era perfecto para los R.E.M. la gente estaba más que entusiasmada cuando de pronto se apagaron las luces y sólo se encendió la pantalla del escenario que tenía como fondo la imagen de su álbum “Accelerate” que venían a promocionar. Entonces aparecen Peter Buck (guitarrista), seguido por Mike Mills (bajo) y finalmente Michael Stipe (vocalista) desatándose la euforia colectiva, ejecutando de inmediato “Living Well is the Best Revenge”, seguidas por “I Took Your Name” y “What´s the Frecuency, Kenneth?” con unos movimientos  y contorsiones de Stipe que lograron cautivar y hacer delirar a sus fans.
Las canciones seleccionadas para la ocasión fueron impecables pues había temas como “Driver 8” que fue un verdadero obsequio para sus añejos fans, “Drive” para los intermedios e “Imitation of life” para sus seguidores más jóvenes, canción que además desencadenó un sorprendente movimiento de la muchedumbre que provocó que muchos casi perdiéramos el equilibrio y estemos con los pies flotando. El júbilo del público estalló con la conocida “Everybody Hurts”, entonada por toda la multitud congregada en el coloso de José Díaz, y se prolongó con “The One I Love” y el primer acercamiento de Stipe con los fans de las primeras filas, y pugna de los mismos por alcanzar a tocarle aunque sea la "pelada" a Michael, también hubo momentos de belleza sonora como “Seetness Follows” y “Let Me In” en donde ese órgano de Iglesia nos transportaba hacia paisajes oníricos. Stipe con megáfono en mano alocaba a gente con “Orange Crush” y luego con la festiva y bailable “It´s the End of the World as We Know It (And I feel Fine)” nuevamente R.E.M llevó al éxtasis a la multitud y así concluyo la primera parte con un público que pedía más.
R.E.M retornó al escenario recompensado a su público con la archiconocida “Losing My Religion” en donde Stipe otra vez se acercó a sus fans, para luego continuar con otra del baúl de los recuerdos “Fall On Me” para posteriormente cerrar con broche de oro su presentación con la emotiva “Man on the Moon” y con un Nacional literalmente rendido a sus pies y entonando el tema a todo pulmón. Así pues R.E.M recorrió sus 28 años de vida artística (hasta esa época) repasando temas de sus memorables discos “Document”, “Automatic for the People”,  "Monster", entre otros.
La gira "Accelerate" sería la última de la famosa banda de Georgia pues el 21 de Septiembre del 2011 tras el lanzamiento de su disco “Collapse into now” (vaya título para preceder lo que vendría) anuncian al mundo oficialmente su separación tras 31 años de vida artística. “Como R.E.M y como amigos, hemos decidido que este sea el último día de la banda”, explicaron sus integrantes en su sitio web oficial.  Sólo queda decir gracias Michael, Mike y Peter por venir al Perú antes de decirnos adiós.
SONIC YOUTH EN LIMA 
A diferencia de los de Georgia, los newyorkinos de Sonic Youth ya tenían anunciada la separación antes de visitar nuestra capital, el divorcio de la pareja conformada por miembros de la banda, el guitarrista Thurston Moore y la bajista Kim Gordon (casados desde 1984) hacían irremediable la desintegración de la banda.
La banda en pleno "trance sonoro"
El 10 noviembre del año pasado, tras pasear por Quilca en el centro de Lima en búsqueda de algunos vinilos y fotografiarse con algunos fans (entre los que me incluyo) los Sonic Youth dieron en la noche un esplendido recital aunque en un local pequeño como el Centro de Convenciones Scencia de La Molina ante cerca de 2 mil personas, aunque la magnitud del evento no fue tan apoteósica como la ofrecida por los R.E.M años atrás, esto no quiere decir que la calidad de la banda sea menor, sino que se trataba de una más underground,  con un sonido radical  y menos complaciente.
Steve Shelley en la batería y Kim Gordon en el bajo
Al hacer el grupo su aparición sobre el escenario Thurston sólo se limitó a decir “Somos Sonic Youth y somos de New York” con eso bastaba para atrapar al público. La formación era la clásica pero con un extra, Mark Ibold ex Pavement que colabora con la banda desde su álbum The Eternal del 2009.  Iniciaron su set con “Tom Violence” de su legendario álbum Evol, de inmediato los fans daban saltos de ansiedad en búsqueda del anhelado pogo que llegó con “Schizophrenia” y fue tanto el furor desatado que Kim Gordon tuvo que detener la ejecución de la banda y pedir al público que solo salte sobre su lugar y no golpee a los que estaban adelante, entonces volvieron a ejecutar el conocido tema de su disco Sister. Seguirían con la vertiginosas “Sacred Trickster” y “Calming the Snake” de su última producción The Eternal, en donde Kim a pesar de los años (tenía 58 años) se daba maña para saltar y dar vueltas como una chiquilla además de lucir minifalda.
Entre los paréntesis de las canciones el público no paraba de corear el nombre de la banda lo que causo que los integrantes de la misma mostraran alegría en sus rostros pero está se terminó por unos minutos cuando Thurston ejecutaba “Starfield Road” del Experimental Jet set … y los equipos no respondían eficientemente a los requerimientos del guitarrista, ya en anteriores piezas como “Mote” el sonido no había sido bueno, entonces el líder de la banda se fue del escenario tirando la guitarra y dejándonos a todo con la incertidumbre ¿se terminaría allí el show?.
Un contento Lee Ranaldo posando para nuestro lente.
Durante el impase, mientras los técnicos solucionaban los problemas del sonido, los integrantes de la banda permanecieron en el escenario, Kim pidió al público que hicieran preguntas o pedidos, tras esos tensos minutos Thurston regresó algo más calmado pero con una rabia furibunda le comenzó a dar duro a la guitarra y ejecutar otra vez “Starfield Road”, fue alucinante lo que hizo este tipo con las cuerdas, expulsando unas capas sonoras únicas llenas de distorsión que logró hacer delirar a todos los fans apostados en el recinto. Continuarían con “Stereo Santctity” otra joya del Sister, hasta ese momento era más de lo que se esperaba. Posteriormente fue emocionante para sus seguidores ver en vivo como los guitarristas de la banda Lee Ranaldo y Thurston hacían uso de las baquetas en la ejecución de sus instrumentos de cuerda para arrojar al oído las más alucinantes capas de ruido  sonoro y feedback como en la versión extendida de “Sugar Kane”. 
Thurston bromenado con los fans
Los Sonic Youth cerraron su primer bloque con la “Death Valley 69” del antiguo Bad Moon Rising, con un público enloquecido coreando “Oh! Oh”! Oh! Oh! “y gritando “Death Valley 69!, Death Valley 69!” y aunándose al descarnador grito de Kim sobre el  final del tema. Los de New York se retirarían para un breve descanso y luego volverían con las ruidosas  “Druken Butterfly” y “100%”  del excelente Dirty para dejar nuevamente a su público con ansias de seguir destrozándose los oídos con tanto ruido.
“Teenage Riot” del célebre Daydream Nation fue la escogida para ponerle punto final a la casi hora y media de bulla, ruido y euforia que terminó con un Thurston subiéndose a los parlantes haciendo distorsiones con su guitarra para luego bajarse y realizar un épico cruce de guitarras al estilo  “starwars” con su colega Lee Ranaldo y un Steve Shelley desarmando de a pocos la batería. Esa fue la postal de la noche. Los Sonic Youth logaron satisfacer las expectativas de sus fans en una presentación para el recuerdo. 
El cruce de guitarras entre Ranaldo y Thurston lo más festejado por el público





   
  

3 comentarios:

  1. Cometí el pecado mortal de no acudir en esa fecha a la cita con el destino y perdí -sin saber- mi última oportunidad de ver en persona una performance de mis ídolos de R.E.M. ... Pero me has agitado mentalmente en mi silla al leerte, pusiste en mi imaginación la música que me trae recuerdos gratos y emocionantes, divertidos y románticos, las luces y efectos pueblan mis falsos recuerdos nutridos en tus palabras... tráenos más conciertos, Guido: para recordarlos o vivirlos por primera vez, para elogiarlos o reclamar el valor de nuestra entrada, para dejar que la música fluya también en la mente, el escenario más grande que conozco. Aquí te esperamos, en la cola de entrada. Yo al frente. Saludos, Perzynho.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Percy,
    Gracias por tus palabras, sin duda se fue una gran banda que dejó un importante legado musical de más de 30 años de historia. Aunque también deberías escuchar Sonic Youth no son tan conocidos como REM pero fueron innovadores del avant, noise y de hacer cosas alucinadas con las guitarras, cuentan con 16 discos en su haber, todos de buenos a excelentes. Intentaré seguir recordando grandes noches vividas ...un abrazo y ojalá vuelvan a visitarnos buenas banda porque en realidad se extrañan.

    ResponderEliminar