viernes, 21 de septiembre de 2018

IN EVENT OF MOON DISASTER/ BLUE VELVET. Reseña

IN EVENT OF MOON DISASTER
BLUE VELVET
Buh Records
(2018)

Las voces etéreas que ensaya Noelia Cabrera (Kusama, The Underground Parties, Perra Vida y quién sabe, qué otros proyectos tendrá en mente), junto a los intensos teclados de rasgos “synthwave” que experimenta Antonio Ballester, consiguen una atractiva sinergia sonora bajo el rótulo de In Event Of Moon Disaster (nombre adoptado de “una carta que le enviaron a Neil Armstrong en caso de que su misión a la luna hubiera fallado”), su primer disco como Blue Velvet.

El origen del dúo se remonta a un año y medio, cuya primera idea para el nombre del proyecto fue Like a Velvet Glove Cast In Iron, como la novela gráfica de Daniel Clowes, pues denotaba delicadeza y brutalidad, así como su música, pero por su extensión, lo redujeron a Blue Velvet, por la película y, de paso también para transmitir su admiración por The Velvet Underground. Luego vinieron las presentaciones en vivo, la publicación de su primer single “Tenuous Spheres”, como parte de un compilatorio latinoamericano en formato vinilo llamado Memorias de un Continente 2, y recitales en festivales, para en paralelo ir trabajando en el estudio lo que sería este primer álbum, que contó con la participación  de Mario Silvania como productor.  

Foto: Facebook del dúo
Entre las influencias confesas por el propio dúo capitalino, figuran Linea Aspera, Cocteau Twins, Silvania y Ciëlo, aspecto que se ve reflejado a través de su dualidad sónica, no solo circunscrita en las capas de voces y los ambientes “darkwave”, sino en la mistura de sintetizadores analógicos y digitales, además de su combinación de sonoridades rítmicas con claroscuras, pero si hay otro acto con el que podríamos emparentar la música de los Blue Velvet, sería con los americanos de Chromatics.

“Tenuous Spheres” es la pista que da marcha al registro retrofuturista de los limeños, cuyas progresivas y repetitivas líneas de sintetizadores, acompañadas por bajos y compactas percusiones, suenan adictivas, además de sus penetrantes teclados que se tornan misteriosos hasta colindar con lo fúnebre conforme avanzan los minutos, uniéndose a la enigmática voz de Noelia, dolorosos y etéreos susurros yuxtapuestos, consiguiendo un impecable arranque.

Foto: Facebook de Blue Velvet
Los cósmicos y magnéticos sintetizadores de “Dark Moon”, nos transportan hacia los ochentas e introduce a un añejo ambiente cibernético, donde la flotante voz de Noelia nos mantiene hechizados a lo largo de este correcto corte de “ethereal wave”. Retumbantes cajas de ritmo, cuasi artesanales, con metales sacudiéndose al inicio, preceden a los intensos teclados, por donde desfilarán campanas, voces pregrabadas (y volátiles) y otros ruidos aleatorios, alcanzando niveles atmosféricos en “Like a Velvet Glove”.

Nuevamente sonidos metálicos se asoman en “A Strange Face in The mirror” para una vez eclipsados por sus hipnóticos “loops”, ondulante electrónica nos sacuda los sentidos, teniendo a percusiones espectrales de fondo, voces y susurros etéreos en todo lo alto, apoderándose de nuestras mentes, enriqueciendo aún más su textura, unas saturadas notas de sintetizador, llevándonos de regreso al “synth pop” 80s, consiguiendo un  cruce de melodías posmodernas, alterando nuestras emociones. Estas bellas sonoridades persistirán con “Ghost Breath”, tema que guarda deudas con Ciëlo, combinándose con ecos de voces, percusiones, cajas de ritmo, lúdicos teclados, todos de estética “lo-fi”, que sucumbirán hacia un ambiente distorsionado.  

Foto: Facebook de Blue Velvet
Sintetizadores fluctuantes, evocando influencias Kraftwerk, y de trazos industriales, desfilan en la techno “Under Your Spell”, con la voz de Noelia creando diversas capas sonoras.  Yendo hacia horizontes más densos, se perfila “Feuer”, donde los Blue Velvet, nos presentan su lado más áspero  y crudo, merced de sus vigorosos “loops”, macizos golpes de latitudes EBM, saturaciones y distorsiones de sintetizador, dispuestos a ponernos en trance. En esa onda experimental, por la que transita el disco a estas alturas, aparece “Moon Disaster”, con sus misteriosas voces como si fueran reproducidas a través de equipos de radio, alternándose con otras de rasgos delicados sobre melodías enigmáticas, acompañadas por resonantes arpegios. Sigue la remezcla realizada por Mario Silvania para “A Strange Face in The mirror”, que podríamos considerarla como su reaparición discográfica, donde el productor se manda con una versión etérea y minimalista en contraste con su dancística versión primaria, haciéndonos recordar al repertorio que formó parte del epílogo de Silvania.

Foto: Facebook de Blue Velvet
Concluye, “Hell By your side” cuyos relajantes sintetizadores, de características espaciales, cercanos al “ambient music”, junto con el onírico ejercicio vocal de Noelia, resultan sedantes, poniendo broche de oro a una sugestiva obra electrónica, que con el pasar de las pistas, va de lo, llamémosle convencional, a lo más arriesgado.

Sin duda, se tratan de diez temas fascinantes, donde las sonoridades luminosas conviven con la oscuras de manera perfecta, cuya versión en vinilo será lanzada en el mes de noviembre vía Buh Records. Mientras tanto, el siguiente proyecto del dúo es su participación en el disco tributo a Silvania “¿Cuánta distancia hay entre tu alma y el sol?”, donde nos entregarán un “rework” del tema “Solineide”.



sábado, 15 de septiembre de 2018

SATELLITE 3 - APRÈS​-​DEMAIN: BRUNO KARNEL. Reseña

SATELLITE 3 - APRÈS​-​DEMAIN
BRUNO KARNEL
(2018)
Con bastante agrado (y muchísima sorpresa) recibimos días atrás este trabajo de Bruno Karnel, un músico francés, enamorado del Perú, tres visitas a nuestra tierra y el apropiarse de un charango para colocarlo como protagonista principal de su obra, así lo sentencia.
La propuesta de Karnel, para este EP, reposa en su atractiva mistura de cuerdas, de rasgos acústicos y eléctricos, destacando el ya mencionado charango, sus riffs y punteos de guitarras eléctricas, así como la mandolina, ensayando una especie de “rock-folk”, fusionado con folklore andino, aunque también el francés nos ha confesado sus influencias Steven Wilson y Peter Gabriel, además de su predilección por el folk progresivo de los setentas.
Satelitte 3, es el tercero de una serie de episodio sonoros en EP, que se iniciaron en noviembre pasado y que anuncia cuarta entrega próximamente, pero la carrera de Burnel se remonta hacia el 2011, con Mirages, otro trabajo peculiar del francés fue su experimental e instrumental A-Kubos (2013), le siguen Insolence (2016) y 3 contes +1 (2017), entre otros. Retornando al registro que concita esta reseña, la magnética sonoridad que expulsa la mandolina para “Après-demain”, resulta irresistible, al conseguir ensayar música de alta estimulación espiritual, y que rápidamente alcanza el éxtasis sonoro con esos explosivo arranque vernacular, merced al charango, que se practica para “Nuit des Olmèques (Olmèques Part V)”, donde el instrumento andino, sirve de sostén para que se suceden un vaivén de riffs y punteos de guitarras eléctricas.
En la reflexiva “Adour”, nuevamente el charango se encarga de indicar la pauta, para que luego cristalinos y ensoñadores arpegios se sucedan con cuerdas eléctricas, replicándose en simultaneo. Sin duda, este instrumental se sitúa entre lo mejor del disco. Para “Et pourtant, elle tourne” desfilan unos coquetos y etéreos tambores, por donde transitan marcados riffs de guitarras eléctricas y melodías de charango, que luego rivalizaran ásperos guitarrazos, como ambientando una pugna entre la tempestad y la calma.
Finalmente, la baladística y totalmente acústica, “Au gré de tes planètes (trio acoustique)”, cantada a dúo con Sonia Lambert, se encarga de cerrar el registro, donde somos testigos, de cómo la música de Karnel busca alejarnos de la cotidianeidad, en pos de exóticos parajes, aquellos que solo su instrumentación vernacular es capaz de conseguir.  

viernes, 7 de septiembre de 2018

BANDA EN VIVO: POUNDA & NOMODICO.Reseña


BANDA EN VIVO
POUNDA & NOMODICO
Pounda & No Modico/El Movimiento Entertainment
(2018)

El dúo de "hip-hop" experimental, Pounda & NoModico acaba de lanzar a través de las diversas plataformas digitales, su álbum en vivo, simplemente denominado Banda en vivo, un trabajo cuya respectiva edición física fue preparada y distribuida por los propios músicos, en colaboración con El Movimiento Entertainment de Luis Pacora, para el último foro Demoler, evento acaecido en la capital semanas atrás, en un tiraje limitado de 100 discos compactos.

El registro, nos presenta al dúo en su faceta en vivo, donde se convierten en un sexteto, acompañados por DJ Praxis en los tornamesas, César Mendoza en guitarra, Daniel Kaya en el bajo y “El Brujo Drums” en batería, ensayando con estilos que van desde el "ska" ("Fluyo"), pasando por el "dub" (“Tierra"), hasta llegar con coqueteos "hardcore" ("Sonido Bestial").

Si bien se hacen extrañar las exploraciones sonoras de estudio, la banda se las arregla para presentarnos remozadas versiones de sus temas seleccionados para la ocasión. Como por ejemplo en “Bounce”, donde se reducen en revoluciones con respecto a su versión original, pero se mantiene esa agresividad gracias a sus distorsiones, que también se combinan con los etéreos gemidos pregrabados en “Interestelar”, dándonos una idea, de hacia dónde girará el nuevo sonido de P&N, aspecto también que nos dejó entrever Pounda, en una esporádica charla que tuvimos con él.

Otro aspecto que resulta atractivo del plástico es que los furiosos fraseos y "rapeos" de Pounda & NoModico, suenan fiel a sus discos de estudio, dejándonos clara muestra de las destrezas vocales de sus cantantes. Finalmente, estamos ante un disco que presenta a los raperos con un sonido más orgánico, con otra dinámica y en una etapa camino a la metamorfosis sonora, que esperamos podamos ser pronto testigos de sus nuevos experimentos.