sábado, 20 de abril de 2013

LA MÁGICA Y EMOTIVA NOCHE DE THE CURE EN LIMA



El día y momento había llegado, esperar pacientemente algunos meses y horas más en casa y mientras hacia la cola, desde el instante que obtuve mi entrada para el concierto The Cure no era nada comparado con las décadas que muchos seguidores de la banda británica esperamos la realización de una de nuestras más anheladas utopías convertirse en realidad, ver a Robert Smith y compañía tocar en vivo.
La mañana del 17 de abril salí rumbo al Estadio Nacional, con la esperanza de poder alcanzar una buena ubicación a pesar de las noticias de gente acampando desde días anteriores. Para mi suerte los periódicos y cartones regados en el suelo hicieron más confortables la espera, así como ganarnos con la prueba de sonido en donde algunos nos emocionamos cuando escuchamos “Plainsong”, ¡la tocarían hoy!, hasta que a las 6 p.m se abrieron las puertas y con ello el inicio de la carrera hacia la meta de ocupar una posición privilegiada para disfrutar el show.
Los discutidos teloneros y rechazados masivamente en el Facebook de los organizadores del evento, Kinder y Resplandor abrieron la jornada musical. A pesar del bueno sonido que se les brindó, nunca lograron hacer “despertar” al público, fue demasiado premio para ellos irse en medio de aplausos, la pifias ni el maltrato tampoco era lo mejor, quizás la indiferencia hubiera sido suficiente para presentaciones tan parcas y aburridas.
Eran las 8:30 p.m, supuesta hora del inicio del concierto y  la gente se comienza a impacientar pues no había señales de la banda salvo sus técnicos que daban los últimos toques, hasta que 20 minutos después se escucha el audio del intro “Tape”, el mismo del disco en vivo Show, ahora sí el momento había llegado, fue así que hizo su aparición Robert Smith y su banda. “Open” era la pieza de inicio para luego seguir con “High”, "The End Of The World" y “Lovesong” que de inmediato lograron levantar al público. La emotividad festiva de “Push” prepararía eficientemente el ambiente para el desenfreno y jolgorio que vinieron con los hits “Inbetween Days” y “Just Like Heaven”, la masa no paraba de saltar y corear las canciones, y la pugna era por preservar el sitio y la estabilidad, pero lo que seguiría fue quizás lo más repudiable ante tremendo show que brindó la banda, los “paracaidistas” que fueron al concierto solo por las canciones  radiables no volvieron a festejar nada hasta “Friday I’m In Love”  y literalmente despertarse en “Boys Don’t Cry”, era increíble como ante canciones como en “Fascination Street”, “A Forest” o “One Hundred Years” éramos solo unos cuantos los que saltábamos y expulsamos toda nuestra euforia buscando contagiar al resto de que se unieran a la fiesta, tarea que fue realmente frustrante ante tanto “pacharaco” reunido, pero esto no podía arruinar nuestra alegría, así que seguimos viviendo cada  tema de  The Cure como si fuera el último, a pesar de la indiferencia de esa masa ignorante.  Pero hay que reconocer que gracias a ellos el Nacional se llenó. 
Gallup, impecable en el bajo
Asombrosas fueron las ejecuciones de “Pictures of You” y “Want” por la exquisitez de la ejecución de los instrumentos. La perfomance de Robert fue impecable demostrando a todos lo intacta que esta su voz a pesar de los años, así como el despliegue de Simon Gallup en el bajo, espectacular que a sus años se siga moviendo por el escenario como un veinteañero. Mientras que el guitarrista Gabrels se lució en la ácida y electrónica “Wrong Number”. En síntesis la agrupación demostró un nivel superlativo a lo largo de toda la presentación y por qué es considerada una banda de culto. Piezas como "Play For Today" harían estallar en júbilo a los fans mientras que  "Trust" pondría el momento más melancólico de la jornada y la ruidosa “End” el fin de la primera parte del concierto.
Tras minutos de receso, la banda regresaría al escenario para su acostumbrado primer encore, la imagen de los labios de Smith del  Kiss Me Kiss Me Kiss Me  anunciaban que este set estaría dedicado al mencionado álbum, dejándonos algunos desconcertados pues al escuchar “Plainsong” durante la prueba se sonido pensamos que el encore estaría dedicado para el Disintegration, pero había que seguir disfrutando de la música de Cure. La densa y perturbadora “The Kiss”  nos introdujo a una pesadez sonora gobernada por las ruidosas y estridentes guitarras de Smith y Gabrels, seguiría la ecléctica “If Only Tonight We could Sleep” y culminaría el set con la “Fight”, con un  D’onnell “grande” en los teclados dándole esa oscuridad siniestra al tema. Otra vez la banda se marcharía del escenario en medio de la ovación de sus fans que sabrían aún había más para festejar.
La banda durante el set Kiss Me Kiss Me Kiss Me
Tras un reparador descanso, la banda retornaría al escenario, y los seguidores dispuestos a disfrutar de la parte final del concierto, pero vaya sorpresa, una imagen plagada de luminares en la pantalla del escenario y el sonido potente de los teclados de D’onnell nos anuncian el arribo de “Plainsong” fue realmente conmovedor, la banda nos regalaría un set extra ante del cierre, el Disintegration, el más esperado por los seguidores fieles de The Cure.
La banda en "Prayer for Rains"
Cuando sonaban los teclados  y el bajo, Smith hizo su aparición en medio de la ovación e inició su recorrido a lo largo del escenario deteniéndose en cada paso para mirar fijamente a su público, y éste devolverle el saludo extendiéndoles la mano, en un emotivo código de comunicación que solo el líder de la banda y sus fans podían entender, en una especie de tierna y nostálgica despedida, en donde solo faltaban las lágrimas. Seguiría la depresiva y pesada “Prayer For Rains” con sus densos teclados y la alucinante “Disintegration” en donde Smith se quebraría y soltaría algunas lágrimas de emoción. Esos momentos fueron de los mejores y más emotivos de la noche, la banda se retiraría otra vez en medio de aplausos y la emoción de su público, que con tantas ansias había esperado la ejecución de estas canciones.
El final ahora sí estaba cerca, la banda hace su aparición dando muestra de un visible desgaste por el esfuerzo de 3 horas, pero dispuesta a entregar lo último de sus energías a su público. Este último encore sería realmente alucinante por presentarnos la festividad más pop y dance de su repertorio que se manifestaría en canciones como “Dressing Up”, “Lovecats”, “The Caterpillar”, “Let’s Go To Bed”, “Close To Me”, “Hot Hot Hot”, "Why Can´t I Be You?" y las añejas “Boys Don’t Cry”, “10:15 Saturday Night” y “Killing An Arab” que desataron unos pogos y estados de júbilo en el público en dimensiones espectaculares, la banda podía seguir tocando toda la noche y los fans seguiría saltando y festejando con cada tema, pero Smith se despediría muy emocionado de sus seguidores, Robert se había metido a sus fans al bolsillo derrochando su carisma y sencillez, y con esos peculiares pasos de baile tan característicos del mítico líder de Cure, a lo largo de las más de 3 horas y media que duró el show y que nos hicieron volver aquella época dorada de nuestra juventud en donde la música de The Cure acompañaba nuestros momentos más melancólicos, depresivos y nostálgicos pero también felices. Fue una noche muy feliz, como pocas, una presentación que quedará grabada por siempre en nuestra mente y en donde una profunda alegría terminó llenando nuestro corazón. 
SET LIST THE CURE  EN LIMA - ESTADIO NACIONAL 17/04/2013  
"Tape"
"Open"
"High"
"The End Of The World"
"Lovesong"
"Push"
"Inbetween Days"
"Just Like Heaven"
"From The Edge Deep Green Sea"
"Picture Of You"
"Lullaby"
"Fascination Street"
"Sleep When I'm Dead"
"Play For Today"
"A Forest"
"Bananafishbones"
"The Walk"
"Mint Car"
"Friday I'm In Love"
"Doing The Unstuck"
"Trust"
"Want"
"The Hungry Ghost"
"Wrong Number"
"One Hundred Years"
"End"
Encore 1
"The Kiss"
"If Only Tonight  We Could Sleep"
"Figth"
Encore 2
"Plainsong"
"Prayers For Rains"
"Disintegration"
Encore 3
"Dressing Up"
"The Lovecats"
"The Caterpillar"
"Close To Me"
"Hot Hot Hot!!!"
"Let's Go To Bed"
"Why Can´t I Be You?"
"Boys Don´t Cry"
"10:15 Saturday Night"
"Killing An Arab" 



1 comentario:

  1. ..tremendo espectáculo: the cure como siempre rinventándose y mejorando con los años; han sabido añadir elementos modernos de manera magistral con ese estilo tan característico...provecho con quienes tuviern la fuerte de ir...

    ResponderEliminar