lunes, 9 de mayo de 2016

BANANA CHILD: EMPTY ROOM-Reseña

EMPTY ROOM
BANANA CHILD
Independiente (2016)
La novel banda peruana de revival surf-rock conformada Franco Yangua (voz y guitarra), Santino Vega (voz y guitarra), Sergio Yangua (batería) y Diego Malaspina (bajo) nos entrega su primer álbum, un más que auspicioso debut plagado de cromáticas melodías, evocando relajantes postales playeras. 
Aunque la inicial “Waves”, de rasgos indie-pop, con ciertos tintes Wild Nothing por ahí, nos puede llevar hacia otras latitudes sonoras, su atmósfera íntima y etérea resulta harto gratificante tras escuchar sus cálidos y coquetos punteos. También se salen algo del libreto “Bumpy”, con sus inaugurales punteos en clave “afro” que luego se entrelazan con melódicas guitarras y ligeros teclados, y la rítmica “Really Really Dance”, asomándose nuevamente esos rasgos “afro” en sus orígenes. Desde “Witty” hasta “Something Different”, pieza que resume a la perfección el manifiesto sónico de la banda, los Banana logran hacernos pasar un buen rato, al compás de sus carismáticos punteos, alegres bajos y propulsivas percusiones, logrando música colorida y encantadora, “respirándose” un ambiente sesentero, armónico, nueva olero, de los baile “a-gogó”, de las matinales visualizando o donde podemos visualizar a “Las Cincodélicas” en plena danza.  
La correcta instrumentación de “Every Night Seems a New Morning” marca un punto alto de la producción y el sello distintivo de lo que muchachos quieren alcanzar. Resulta sorprendente que estos “jovenzuelos” que apenas llegan a los 20 años hayan podido absorber un estilo musical tan ajeno a su época, disfrutado quizás por sus abuelos, y el que ellos mismos hayan producido su material, mezclado y masterizado por Christian Vargas (Abrelatas, Teleférico), en el estudio Tamboril.
¿Aspectos por mejorar? quizás las voces y el ofrecernos algo más de versatilidad dentro de su paleta sonora, que si bien se observan ciertos intentos como en “Timelines”, por cierto otro buen corte del disco, o los acelerados riffs y ligeras distorsiones en “Plenty Of Eyes” y “Look What You Do”, se espera que en el futuro exploren con otras sonoridades para enriquecer aún más su gratificante propuesta, que en esta ocasión no se ve empañada, sino destaca por todo el ímpetu y la claridad sonora que los Banana Child le han impuesto a su trabajo. 
Diego, Sergio, Franco y Santino en acción
Por ahora Emty Room está disponible en formato virtual  y hace unos días el cuarteto invitó a sus seguidores en el Facebook para que eligieran la canción del álbum que debería ser el primer videoclip. Buen e irreprochable debut de estos correctos ejecutantes de las melodías del ayer, quienes declaran que hacen "música surf para aquellos que no surfean".  




No hay comentarios:

Publicar un comentario