martes, 16 de enero de 2018

ENTREVISTA CON LA LÁ

“Creo que los políticos que venden al país, son los que se indignan cuando se propone una reforma educativa” 

                                                                                               La Lá



Foto: Romina Hera
La gran triunfadora del 2017 fue sin duda, La Lá, identidad artística usada por la cantautora Giovanna Núñez, para conquistarnos con su bella voz, hermosas melodías y comprometidas composiciones, donde aflora toda su sapiencia y astucia para abordar con sarcasmo, humor y audacia, delicados temas sociales como el machismo y el abuso contra la mujer. En especial con su último álbum, aclamado no solo por la crítica nacional, sino latinoamericana, y que gozará de su momento cumbre, el próximo jueves 8 de marzo, en su primera presentación en el Teatro Municipal de Lima.
Conversamos con la artista, sobre su corta, pero hasta ahora impecable trayectoria, además de sus ideales y paso por Arequipa. 

TM: ¿Cómo nació tu deseo de ser cantautora?

La Lá: Yo no desee ser cantautora, sino que empecé a componer y me enamoré de la música, eso fue lo que pasó.   

¿Cómo ha sido ese paso de ser la integrante, de una banda de jazz, a convertirte en la protagonista principal del “espectáculo”?  ¿Cómo has asumido los elogios recibidos por tus obras, en especial por tu último disco?

Bueno, lo del jazz fue un momento pasajero de mi vida, casi anecdótico, entre los 18 y 20 años, ahora tengo 35. Luego, estuve estudiando otras cosas, como Filosofía, y después apareció el proyecto solista, La Lá.
Me parece que hacer música, para mí, todavía es algo sorprendente; y que sea bien recibida y considerada, también lo es.  

¿Cuáles fueron tus influencias para tu segundo álbum, que a nuestro gusto fue el mejor de este año?

Desde niña, fui muy influenciada por el jazz, la bossa nova, la música melódica de los setentas y ochentas. En general he escuchado mucha música en mi niñez, que creo me siguen influenciando. No soy mucho de renovarme y es como si algo muy antiguo, lo que me inspira a producir música. 

Foto: Ángela Ponce
¿Qué diferencias existen, tanto musical como líricamente entre tus dos álbumes?

Creo que antes de una diferencia musical y lírica, existe en el modo de producción. El primer álbum fue una recopilación de canciones que hice durante varios años, incluso sin la expectativa de hacer un disco. En cambio, el segundo fue hecho porque había cierta presión de producirlo, pues ya habían pasado tres años. Entonces yo compuse los temas con espontaneidad, pero también tomando conciencia que había un álbum en camino, y eso sí marcó las cosas de manera diferente.   
Las canciones de Rosa, las canté mucho antes de grabarlas, y las de este álbum, no. Yo prefiero tocar mucho algo, antes de grabarlo, habiendo probado ligeramente ambos casos, pero todavía me falta mucha experiencia, para decir cuál disfruté más, pues con dos discos, creo que todavía mi recorrido ha sido corto.   

¿Por qué eres alérgica al término “femenino”?

Soy “alérgica” al uso de frases como “poesía femenina” o “rock femenino”, porque siento como si el rock fuera una cosa, pero el “rock femenino”, un apartado. Y creo que, en cuestiones musicales, poéticas y políticas (o lo que fuera), no debería existir esa discriminación entre lo femenino y … ni siquiera lo masculino, pues se considera que el “rock a secas” o la “poesía a secas”, es de hombres. Cuando dicen que es femenino, “¡ah! esa poesía de las mujeres”, porque se entiende que, la poesía en global, corresponde a lo masculino.   

Cuando tuve la oportunidad de presenciar tu concierto en Arequipa, me admiro que hayas viajado con tus dos hijos y hables con tanta naturalidad de ellos con el público, e incluso le pediste a tu esposo que vaya un ratito a verlos ¿Cómo logras el equilibrio entre ser esposa, madre y artista?

Foto: Romina Hera
Bueno, no sé si logramos el equilibro, pero tratamos de tenerlo. En realidad, somos una familia y en las condiciones que trabajamos son así, con nuestros hijos. Nos esforzamos porque ellos estén los más cómodos posibles y nosotros también para trabajar, pero ellos siempre serán la prioridad, y esperamos ser cada vez más equilibrados, tranquilos y organizados.

¿Qué tendríamos que hacer como nación, para detener el abuso, los prejuicios contra la mujer y desterrar nuestro tradicional machismo? 

Creo que todo depende de la educación. Se intentó hacer una reforma educativa, que enseñara a los niños a respetar las diferencias, y se tildó esto de una especie de “maleficio”, de ser pervertidor para los niños. Creo, que esa es una de las razones por las que el país, no puede conciliar entre todas sus partes, hombres y mujeres de diferentes partes del Perú, de diferentes actividades, de diferentes opciones religiosas, o lo que fuera, porque se promueve más la diferencia, la violencia, y eso es lo que hace que seamos un país que no tiene una identidad, donde no hay respeto. Como no hay identidad, vienen los empresarios y abusan de nosotros, porque no hay unidad. Te quitan los derechos laborales y nadie se entera, porque uno odia al otro, no hay sindicatos ni cohesión.
Creo que los políticos que venden al país, son los que se indignan cuando se propone una reforma educativa, que enseñe en las escuelas a respetar a todas las personas, sin importar su opción sexual, religiosa, el color de su piel o su habla. Esos políticos, son los que desean que siga el machismo, la discriminación y el racismo, porque les conviene.

¿Cómo recuerdas tu primer recital en Arequipa?

La Lá durante su recital en Arequipa. Foto: TM x-files
Recuerdo que estaba muy nerviosa y preocupada de hacerlo bien, porque es la tierra de mi familia, era como si le estuviera cantando a ella. Cada vez que me encuentro con personas de Arequipa, hay un cariño y empatía especial. También estaba emocionadísima y recuerdo con mucha gratitud y alegría, su sorprendente recepción. Espero que se vuelva a repetir pronto.
¡Ah!... Y mi único club de fans está allá, se llama “Queso Helado” y es lo máximo. 

¿Cómo ves a La Lá en cinco años?

Yo me veo haciendo música, quizás con algunas de las otras actividades que me gustan hacer con mis manos. Me veo tranquila con mi familia, contenta y satisfecha.


RETROSPECTIVA

2017



2014

2 comentarios: