lunes, 21 de abril de 2014

DUM DUM GIRLS: ENVOLVENTES TINIEBLAS FEMENINAS


Dee Dee Peny, cerebro de Dum Dum Girls

TOO TRUE
DUM DUM GIRLS
SUB POP (2014)
Sin duda que las bandas conformadas por chicas o lideradas por ellas están dando la hora dentro del panorama actual de la escena rockera independiente, derrochando brillante pop como es el caso de HAIM o visceralidad y rabia como la emanada por las Savages, por citar dos de los mejores ejemplos del año pasado. Este año las oscuras melodías de Wairpaint vuelven al ruedo y también unas renovadas Dum Dum Girls, con su tercer álbum bajo el brazo titulado Too True. En esta ocasión las ahora radicadas en New York se despojan de sus influencias garageras y punkekes, de aquel sonido desnudo de sus inicios (al que algunos catalogaron como lo-fi) para asimilar sonoridades más contemporáneas, tamizándolas con texturas algo más sofisticadas que bordean entre el post-punk, noise-pop y el dream pop,  logrando un cautivante álbum a pesar de su corta duración, aunque esto ya es una característica en la trayectoria de las féminas.
La sensual voz de su vocalista, líder y guitarrista Dee Dee Peny flota en medio de cambiantes atmosferas que transitan entre las tinieblas y la melancolía. El penetrante mensaje de su último tema, la hermosísima balada “Trouble Is My Name” (I had a visión/ i begged and i pled/ i had a vision/ i wanted to be dead….i had a visión/Destruction ruled/I had a vision/the flames cooled/ trouble is my name, is it your name too?) resulta realmente conmovedor. Así como también la nebulosa, fúnebre y siniestra “Lost Boys And Girls Club”, cuyas  guitarras  exhiben clara influencia al The Cure más oscuro y gótico. A decir de Dee Dee Peny, Too True  ha logrado “un sonido  rock’n’roll más grande (¿?), orientado hacia el pop inglés de los 80s y el brit pop de los 90s”.
El álbum contó con la producción de  Richard Gottehrer, quien desde hace un par de años se ha convertido como una especie de gurú de las chicas, y la participación Sune Rose Wagner de Raveonettes, quienes aportan su cuota, al ofrecer un despliegue más variado y amplio de sonoridades de guitarras y efectos, y por allí uno que otro coqueteo con los sintetizadores a la música del álbum. La concepción del disco transcurrió de manera espontanea pues tardó solamente dos semanas, algo rescatable teniendo en cuenta que para el poco tiempo tomado, el trabajo final luce una solidez encomiable de principio a fin. Aunque también se deba a que en esta ocasión la composición es obra exclusiva de su líder, diferenciándose claramente con  la forma de trabajar para el anterior registro, en donde cada integrante aportó sus ideas.
Y es que el origen de la agrupación data cuando su cerebro, Dee Dee Peny empieza a grabar sus composiciones en su dormitorio de Los Angeles en el 2008. El nombre de la banda, lo tomó de una canción de Iggy Pop,  “Dum Dum Boys”. Posteriormente Peny grabaría cinco canciones en un CDr, distribuyéndolo bajo su propio sello, Zoo Music, luego lanzaría un EP y un 7”, lo que le serviría de plataforma para firmar por el sello Sub Pop en julio del 2009. El debut llegaría con el sonido fresco, desgarrador y minimalista (tomando bastante influencia de los 50s y 60s) del álbum I Will Be (2010). En el 2011 lanzarían He Gets Me High EP, incluyendo una versión del famoso “There Is A Light That Never Goes Out” de The Smiths. Only In Dreams (2011)  se convertiría en el segundo larga duración de la banda, y continuando con su vena prolífica en septiembre del 2012, Dum Dum Girls editarían otro EP, el magnífico End Of Daze.
Lanzado el pasado 28 de enero,  Too True  si bien es un trabajo menos agresivo que sus predecesores, nos trae un conjunto de canciones de tonalidades claroscuras, de envolventes y seductores riffs, pero a la vez más limpio y pulido. Su primera pieza “Cult Of Love” nos ofrece grisáceo e hipnótico pop, poniendo lo justo, a pesar de la gruesa capa de guitarras ruidosas, su atmosfera sonora luce fina y delicada. “Evil Blooms” transpira y suda 80s, y de esa misma fuente new wave bebe “Rimbaud Eyes” aunque con sonidos más cromáticos e indies vigentes. La pegadiza “Are You Ok?” que irradia cierto aire Pretenders, se encarga de traer el primer momento de sosiego del disco. Prosigue la bellísima “Too True To Be Good”, onírica y bailable pieza, de envolvente base rítmica, en donde la seductora voz de Penny nos conduce a ensoñadores parajes.
“In The wakes Of You” Dee Dee nos sigue confesando sus influencias, en esta oportunidad el turno es para los Smiths, pues su guitarra parece recrear a la de Marr, y por qué no también Raveonettes, en donde su música resulta una especie de combinación de punk con pop indie. La siniestra suciedad del The Cure más sombrío entrelazándose con el noise-pop era Automatic de  Jesus And Mary Chain, se hacen presente en “Lost Boys And Girls Club”. Otra vez una enérgica base rítmica resulta adictiva en “Little Minx”, para luego sacudirnos los sentidos con estruendosos feedbacks de guitarra, al mejor estilo de los hermanos Reid. Nuevamente las percusiones y las guitarras nos terminan conquistando el organismo con la atractiva y pegajosa  “Under These Hands”, finalmente Too True tiene su cierre perfecto, con los hermosos ambientes sónicos de “Trouble Is My Name”, el segundo instante de calma del LP, en donde Dee Dee Peny coloca el colofón ideal a lo que ha sido su interpretación vocal a lo largo de álbum, poderosa, preciosa, áspera, agresiva pero a la vez delicada. Logrando por momentos traer a mi mente la imagen de Siouxsie Sioux.
Finalmente creo que las canciones pudieron extenderse un poco más, pues en varios temas las Dum Dum Girls nos dejan con la miel en los labios, la producción pudo arriesgarse un poco más en este aspecto y ser más ambiciosa, y haber logrado resultados todavía más sobresalientes, quién sabe hubiésemos estado ante una obra maestra. A pesar de ello Too True  es uno de los mejores álbumes de este 2014, Dee Dee Peny le ha dado un toque algo más goth y dark a su música, pero sigue continuando con sus letras embargadas por la sensualidad y el existencialismo, en donde las guitarras asumen la conducción musical de su obra. Enhorabuena que las mujeres sigan liderando el actual panorama musical, si lo hacen como las Dum Dum Girls. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario