miércoles, 16 de marzo de 2016

POOOW! VIVENCIAS MODERNAS EN PISTAS ELECTROFUNK -reseña

EP#1
POOOW!
(2016)
Hoy miércoles 16 de marzo hace su debut Pooow! En la noche de Barranco presentando su EP #1, producido por el  músico chileno C-Funk, ex Los Tetas. El trío limeño conformado por Joqo (sintetizadores), Carlos (voz, bajo y percusión) y Ric (batería) anhelan a través de su sonoridades sacudirnos el esqueleto, “explorando la relación del ser humano con la tecnología”. Su arte de portada de por sí nos da señales de la temática del disco. Electro-funk es la aproximación más acertada que podemos darle al estilo musical que desarrollan estos músicos, cuya propuesta no tiene espacio para las guitarras pero los synths suplen esa función, dándole ese toque sintético y pegajoso a sus piezas.
Ric, Carlos, Joqo
Los atractivos y juguetones (y también saturados) teclados cibernéticos de “Escuatro” consiguen un sugestivo inicio de EP, además de repasarnos una y otra vez las diversas formas en que la tecnología se ha encargado de “estresarnos” la vida con sus “demandas”. Prosigue la ya promocionada “Sin Dormir”, quizás el tema que nos da las claves sonoras necesarias para clasificar a su propuesta como electro-funk, exhibiendo al bajo como el eje central sobre el cual transitan los diversos sonidos que explora Pooow! A lo largo del EP.
Los bocinazos y el abrasivo sonido sintetizado de “Hora Punta”, se encarga de golpearnos la cabeza y mentarnos el dominio del egoísmo y la lucha frente al tiempo en nuestra tortuosa rutina de ser parte de la congestión vehicular, seamos choferes o pasajeros. Finalmente “Ponte en Off”, que musicalmente por momentos nos hace recordar a Devo, los Pooow! predican contra la “sobre- comunicación”, proponiendo el escapismo de lo virtual y poniéndonos en “modo de avión” toda la parafernalia tecnológica en nuestro viaje por la vida. Utópico pero divertido.
Atrevidos, desenfadados y sinvergüenzas se muestra este trío para exhibir su atractiva propuesta en su EP estreno, además de mostrar una peculiar frescura e irreverencia para expresar sus sarcásticas líricas sobre nuestra caótica cotidianidad, venida a menos paradójicamente por la modernidad, tecnología y la búsqueda del tan necesario vil dinero pero cuyos dancísticos ritmos se encargan que la pasemos bien. Esperamos el álbum. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario