sábado, 9 de septiembre de 2017

ATRAPANDO RAYOS-ALTOCAMET. Reseña

ATRAPANDO RAYOS
ALTOCAMET
Casa Del Puente Discos
(2017)
El trío marplatense acaba de lanzar su nuevo álbum, Atrapando Rayos, el sucesor de su encantador Más Allá (2014) y de su respectivo disco de remixes y outtakes El Ascensor (2017), que contó con la participación de Graham Sutton (Bark Psychosis) en la post-producción y Tim Young en la masterización.
La combinación de colores tenues con rojizos que exhibe su portada, no es sino una muestra de la versátil propuesta que el trío sigue plasmando a lo largo de sus lanzamientos. Esa exquisita y elegante fusión entre “dream-pop”, “shoegaze”, “ambient”, “chill-wave/out”, edulcorada con sutil electrónica y ambientes post-punk, que, en esta ocasión a diferencia de su anterior entrega, luce más reposada y etérea, así que no esperes más “Somos Tornado” o “Aurora Boreal”, sino déjate atrapar por la estética que se presenta a lo largo de los nueve temas que conforman el registro.
La instrumental “Tormenta de Verano”, vaporoso corte que nos introduce a esa ambientación gélida ya mencionada, donde sus delicadas cuerdas surgen como ligeros halos y sus atmosféricos teclados edifican penetrantes sonoridades, sirviendo de efectivo interludio para “Glaciar”, cuyos gaseosos sintetizadores resultan hipnóticos, y ese tranquilo clima construido por el trío, además de la acogedora voz de Canu Valenzuela, resulta relajante.  
En “Carro de Fuego”, sus embriagantes cuerdas y teclados “ambient”, van mutándose hacia una palpitante pista, embellecida por la dulce voz de la invitada Paula García (Sobrenadar), dejándose escuchar por ahí, arreglos de guitarra acústica, esfumándose repentinamente la pieza, para que luego la guitarra de Canu adquiera dimensiones ligeramente ásperas sobre cristalinas sonoridades en “Vibra en Frecuencia”. Prosigue la cándida y nostálgica “Atrapando Rayos”, corte interpretado por la tecladista Mariana Monjeau, donde Altocamet exhibe su lado pop más tierno. Mientras que las inquietantes guitarras atmosféricas de “No Están Quietos”, nos muestra su perfil “shoegaze”, por así decirlo, pues hay otros estilos que se yuxtaponen dentro de la pieza, pero exalta la canción, esos instantes donde el dueto de voces Valenzuela-Monejau hace su presencia en medio del clímax sonoro, sonando realmente fabulosa.
El sutil electro-pop de la introspectiva “Hemos Cruzado”, nos presenta al segundo invitado en voces, Benito Cerati. El bajo en clave funk de “Cuando ya no Esté”, flotando en medio de burbujeantes y atmosféricas sonoridades, participando nuevamente Mariana en voces, es una clara muestra del eclecticismo de Altocamet; y por esa senda de fusión sonora, sorprende la trompeta que se incrusta en la pieza de cierre “Persiste”, donde nuevamente los músicos hacen gala de su elegante y versátil pop. 
Atrapando Rayos  es un sobresaliente ensayo de texturas sonoras, donde la audición de cada pieza resulta una caricia para los oídos, reflejando el trío toda su sapiencia - alcanzada durante sus veintidós años de impecable trayectoria- para combinar los diversos estilos de la vanguardia pop.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario