miércoles, 20 de septiembre de 2017

EL SONIDO DE LOS PERROS-Reseña

El Sonido De Los Perrros
Desde Chile, este “power trío” conformado por Pedro Lobo (guitarra y voz), Juan Mono (batería) y Pablo Mazho (bajo), expulsa áspero, crudo y maloliente rocanrol, ofreciendo una serie de sonoridades que van desde el “garage rock”, pasando por el “rockabilly”, hasta llegar a la “no wave”, y vomitando desencanto a través de sus escépticas liricas, todo esto en la suma de lograr una ambientación lúgubre y caótica.
En su epónimo trabajo, distribuido en seis piezas, enlazadas por breves interludios contenidos por interferencias telefónicas, réplicas de campanas, ambientaciones inhóspitas y otros sonidos peculiares, dan la apariencia que nos encontramos frente a una sola historia dividida en episodios.  

El disco se inicia con enigmáticos sonidos que abren paso a la guitarrera “Los Rastros”, de corrosivas cuerdas, donde un psicópata sínicamente nos confiesa que dejará rastros de sangre como señal de sus fechorías y su impotencia al no sobreponerse a su instinto asesino a pesar de sus rezos y búsqueda por indulgencias. Prosigue “Nuevo orden”, con guitarras enredándose entre sí, contrayéndose y finalmente retorciéndose con el “fuzz” al límite, con un desencantado canto proclamando el arribo de “la automatización para la población” y pidiendo un doctor que le devuelva la motivación; misteriosos sonidos preceden a la palpitante básica rítmica de “Más Allá”. 
Unas campanas fúnebres anteceden al rocanrol cavernoso y caótico de “Cae La Noche”, donde Lobo manifiesta su frustración ante la monotonía de la normalidad. Luego el sonido de gaviotas sobrevolando lugares costeros y unos arpegios ensoñadores iniciales nos traen una aparente calma, ante tanta confusión, pero no, pues la surf-rock (y hasta bailable) “La Playita” nos presenta la conflictiva y enfermiza historia romántica entre dos desorientados, donde el narrados manifiesta: “yo soy un drogadicto y tú eres como Courtney Love”, resultando entretenido su relato a pesar de su atmósfera bizarra.  
Finalmente, un ambiente desértico precede a la ruidosa “Duna”, otra loa a la impotencia ante el ritmo vertiginoso que se vive en la ciudad, “desierto en la ciudad/Soldado sin cuartel, desierto en la ciudad” confiesa con patética resignación su vocalista.
El Sonido de Los Perros resulta explosivo y rebelde, y están próximos a lanzar su primera producción oficial con la gente de Sucio Records, con quienes vienen celebrando una serie de presentaciones, en los diversos festivales y conciertos organizados por el sello arequipeño. Mañana jueves 21 de septiembre como parte del Festival del Libro, tendrás la oportunidad de apreciarlos en vivo y dejarte embriagar por su lisérgico sonido en la rotonda del parque de la Libertad de Expresión en Umaccollo. Una cita impredible.   


No hay comentarios:

Publicar un comentario