viernes, 8 de junio de 2018

ENTREVISTA CON ALE-HOP + BODILESS-Reseña


“…He construido los ‘tracks’ como quien construye el diseño sonoro de una película”


Foto: Brayan Flores
Bodiless es sin duda alguna la obra más abstracta de Ale Hop. Donde uno queda cautivado por la multiplicidad de enrarecidos sonidos que desfilan espontáneamente de principio a fin, cuyos “tracks” dibujan bizarros paisajes caracterizados por la tensión y el pavor. Conversamos con la innovadora artista sobre su inspiración y conceptos plasmados en su nuevo acto sonoro. De otro lado, conocimos sobre sus orígenes y admiración por personajes de la escena local, como el fenecido Leonardo Bacteria o el músico electrónico Dante Gonzáles. Aquí nuestra asincrónica charla con Ale, quien gentilmente nos atendió desde Berlín.   

Antes de Las Amigas de Nadie, fuiste por una temporada parte de Pestaña, un proyecto electrónico distante de la música que ahora desarrollas. ¿Cuáles son tus recuerdos de esa experiencia y qué rescatas de la misma?

Todo fue muy fortuito. Casualmente asistí al concierto despedida de Insumisión, el proyecto de Leo Bacteria anterior a Pestaña. Ya me había cruzado antes con su música, pero no le había prestado atención. Me impactó la visceralidad de su performance, retorciéndose y gritando en el suelo de un bar del centro de Lima. Me acerqué al final del show y me presenté, y desde entonces mantuvimos contacto. Tiempo después lo invité a mi fiesta de cumpleaños y tras confesarle mi admiración por su performance él me invitó a tocar la guitarra en su banda Pestaña. Eso fue hace doce años. Aprendí de Leo y del tecladista en ese entonces, Dante Gonzales, más que del proyecto Pestaña en sí. Leo me enseñó a samplear “beats” de la manera más precaria en el editor de audio más básico de todos, en una Pentium4. Su forma de concebir la música de hecho ejerció cierta influencia en mí. Por otro lado, Dante Gonzales, es uno de los músicos más honestos y constantes con los cuales he compartido banda. Recomiendo escuchar su proyecto solista.


¿Cómo llegas a ser parte de la Red Bull Music Academy?

Bueno ellos tienen programas de residencias musicales. Yo postulé en el 2012 y asistí en el 2013 a su programa en Nueva York. Si no me equivoco, cada dos años abren convocatorias. Me animé a participar porque varios peruanos habían ganado y decidí probar mi suerte con mi proyecto solista que recién estaba en incubación.


Luego de la separación de las Amigas de Nadie y el lanzamiento de Pangea (2015) te vas vivir a Berlín. ¿Qué factores influyeron en esa decisión?  

En realidad, decidí irme a vivir a Berlín en 2013, pero me demoré dos años en ahorrar el dinero suficiente para hacerlo. Las Amigas de Nadie era un proyecto insostenible porque no nos llevábamos bien y tenía ganas de tomar otro rumbo. El lanzamiento de mi álbum Pangea fue porque me parecía importante como documento de mis últimos años en Lima.


En tu primer disco, La Guerra Invisible (2013), destacan el empleo de guitarras “noise” en temas como “All Beast Must Die” y “La Guerra Invisible”, hasta arreglos electroacústicos como en “Autopsia 2025”, aunque ya trabajabas con bases programadas y cajas de ritmo, sin embargo, noto que cada vez le das menos presencia a las cuerdas en tus obras. ¿Cómo ha sido la evolución de tu música e instrumentación en tus diversos registros?

Creo que las cuerdas no tienen menos presencia. Lo que pasa es que hay menos riffs rockeros. Las guitarras de mi último álbum se han vuelto más etéreas y ambientales, y se han fusionado más con las texturas electrónicas. La instrumentación sigue siendo la misma: guitarra, voz, “beats” y sonidos electrónicos. Lo que ha cambiado es la intención y la forma.


Pangea (2015) fue un proyecto muy ambicioso, pues se trataba de un DVD-álbum. ¿Cómo te fue, conseguiste los objetivos planteados con el mismo?

Llevaba tres años con mi proyecto solista, que comenzó muy tímidamente, abriendo conciertos en bares de Lima de bandas amigas. Sentí que lo que estaba haciendo por fin empezaba a cuajar y tenía que lanzar un álbum contundente y ambicioso. Así me embarqué en Pangea, un álbum de once canciones en el que cada canción tiene un videoclip. Me demoré seis meses en grabar las once canciones y un año y medio en producir las piezas audiovisuales con diversos directores y realizadores. Sí, creo que conseguí lo que quería, y me encuentro hasta ahora muy agradecida a las más de cien personas que ayudaron a concebirlo.


En Bodiless los ambientes son más tensos e intrigantes que sus antecesores. ¿Por qué esa orientación hacia sonoridades misteriosas y enigmáticas? ¿Cuáles son las influencias de este nuevo trabajo? ¿Tu nueva vida en Alemania ha influido en ella?

Foto: Juan Pablo Murrugarra
En Bodiless los procesos de música electrónica son más complejos que en mis trabajos anteriores. Ya no se trata de un “beat”, un teclado, una guitarra y una voz. Son decenas de capas de sonidos por cada pieza. No sé si esto lo hace más misterioso, pero me imagino que la instrumentación es más irreconocible. Hay tres influencias importantes en el álbum. Primero, que no he pensado en el formato canción, he construido los “tracks” como quien construye el diseño sonoro de una película, creando paisajes sonoros, efectos especiales y momentos de tensión cinematográfica. La segunda influencia relevante está en la narrativa y en las voces inspiradas en el género Radio Drama. Hay tres canciones en las que ellos se hace totalmente evidente: “Migration Data”, “Bodiless, Pt. III (Cosmic Ocean)” y “Bodiless, Pt I (Matter and Resistance)”.  La palabra es la base sobre la cual se construye la forma musical, y no al revés. Y por último destacaría la sinestesia. Lo visual para mi está muy presente en este álbum, tanto como en Pangea, quizás no es tan evidente como tener un videoclip para cada tema, pero todos los “tracks” se construyen con imágenes como punto referencial. En cada canción he tenido una contraparte visual en mente. Incluso a dos “tracks” les incluí la extensión “.jpg”, porque están inspirados en fotografías que existen en una carpeta en mi computadora.


El título del registro se replica en tres pistas del mismo, a manera de episodios. ¿Es Bodiless un álbum conceptual?

No es un álbum conceptual. Sin embargo, esas tres canciones que llevan el mismo nombre en un comienzo eran una sola. La compuse ad hoc para una performance en una exposición de arte sonoro, en el cual el tema de la muestra giraba alrededor de un concepto griego, sobre un espacio que no tiene características en sí mismo y que no puede contener de manera permanente nada más que medios sin cuerpo (bodiless) y efímeros. Compuse “Bodiless”, una pieza que en un principio duraba 15 minutos, acompañada de un videoclip que yo misma hice, y que trataba de entender el tema del sonido en el espacio sin cuerpo desde la memoria. Y la memoria musicalmente la quise retratar a través de la reverberación y el “sampler”.


En medio de sonoridades bizarras, que predominan a lo largo del registro, surge un tema de corte “dance” como “As You Seek Faintly The Shore”. ¿Ya lo tenías preparado o salió de manera espontánea durante la grabación del álbum? ¿Cómo decides incluirlo?

Por ahí alguien posteo que es la única canción digerible del álbum, ja,ja,ja. Tenía ganas de componer un tema pop y tenía esa letra, que escribí a raíz de una relación fallida. Quería hacer un tema de amor y ese fue el resultado. Me cuestioné varios días sobre si incluirla en el álbum y al final lo hice. Y me alegra, es un rayo de luz en medio de la tensión.


En “The Way Of Love” (2017), disco que trabajaste con Ignacio Briceño, empleas las voces de William Burroughs para el corte final, “Advertencia”. En Bodiless cierras con “therubberboom.jpg”, ensayando nuevamente esa fórmula. En esta ocasión, ¿a quién escuchamos?  

En "therubberboom.jpg" la voz sampleada proviene de un Radio Drama, "La damisela en apuros", del programa radial "Box 13" narrado por el actor Alan Ladd. Por cierto, en mi EP de 2013 La Guerra Invisible, en el tema "La guerra invisible ft. Dante Droid" también uso el mismo recurso. Tiene una voz sampleada de una emisión radial de la segunda guerra mundial.


Foto: Raúl García
Escuchando tu disco, observo que posee atractivos pasajes de experimentación como el final maquinal y disonante de “Bodiless, part I (Matter And Resistance)”, los vigorosos “loops” y “beats” de “Today” o los extraños paisajes sonoros de “Home”. ¿Crees que estamos ante el trabajo más experimental de tu carrera?

No me gusta mucho repetir la palabra experimental hasta el agotamiento, preferiría decir que es un trabajo exploratorio.

Cuéntanos sobre tus próximos proyectos

Planeo una gira por Europa para promocionar mi nuevo álbum. Si todo va bien la realizaré entre julio y agosto de 2018.




RESEÑA

BODILESS
ALE HOP
Buh Records
(2018)
Mejor elección, no pudo tener Ale Hop para la elección del nombre de su nuevo trabajo (presentado en formato casete), pues en esta aventura musical, su obra luce más abstracta que nunca. Bodiless es el resultado de la sumatoria de ruidos, diversas sonoridades y artefactos electrónicos, aún golpes sintéticos de rasgos EBM, que fluyen espontáneamente a través del hilo conductor en que se convierte su extraña interpretación vocal a lo largo del registro, donde el oyente no encontrará armonía sino simplemente un menú de sonidos para degustar.
Ale explora a más no poder con las múltiples posibilidades que le ofrece sus artilugios electrónicos, concibiendo sendas pistas (totalmente alejadas del formato canción) que recrean ambientes surrealistas, bizarros y enajenados. Desde el saque, el desconcierto se apodera de nuestro ser ante el caos sonoro que impera en la extensa “Bodiless, Pt. I (Matter And Resistence)”, desfilando procesadas capas sintéticas, enigmáticos sintetizadores, voces que nos escarapelan la piel y otras sonoridades que lucen transgresoras, hechizadas e inconexas que buscan confabularse de manera anárquica, hasta concluir con un final perturbador merced a su maquinal instrumentación.
Bodiless - casete disponible vía Buh Records
El descontrol o mejor dicho la naturalidad con las que transitan los peculiares ruidos y sonidos, como si quisieran succionarse uno al otro en “Today”, acompañados por riffs de guitarras y enmarañadas secuencias electrónicas, resulta pavoroso. Además de sacudirnos los sentidos con sus contundentes descargas de “loops”.  Sigue “Migration Data”, cuyas sonoridades cibernéticas, evocando añeja tecnología, entre la que destaca la de un Atari, se suceden de manera improvisada en medio de atmosferas misteriosas.
En medio de este festín de ambientaciones experimentales, irrumpe la única pieza “convencional” de la obra, “As You Seek Faintly the Shore”, una correcta pista “synth-pop”, cuyas sonoridades “new wave” nos enamoraron y narcotizaron desde la primera vez que la escuchamos, además de las ensoñadoras voces que ensaya Hop, pero el tema pese a su trazo embelesador mantiene ese bizarro sello con el que Ale firma sus obras, demás está decir que su sonido nos inca los nervios de las piernas en para ensayar pasos de baile. Luego, Ale interpreta angustiosas onomatopeyas y lamentos para su dolorosa “Bodiless, Pt. III (Cosmic Ocean)”, así como monólogos en medio de compactas percusiones. En la paisajista “Home.jpg”, explora con los teclados en pos de una marcha inconexa.
Foto: GPB
La rarísima “Bodiless, Pt. II (Ritual Vs. Indiscriminate Felling), nos ofrece un abanico sonoro, donde desfilan desordenadamente timbres, palos de lluvia, casiotones, guitarras sampleadas y atronadores “loops”. Mientras que en “Therubberboom.jpg” apela a recursos técnicos empleados en anteriores obras, como su trabajo colaborativo con Ignacio Briceño para el tema “Advertencia”, al trasladar voces grabadas sobre exploraciones sonoras. En esta ocasión se dejan escuchar ligeramente violines, junto a “loops” y “beats”, intentando ensayar armonía en medio de lo inhóspito. Cierra, “You”, donde la voz de Ale incursiona en medio de atmosferas impregnadas de misticismo.
Sin duda, estamos ante el episodio sonoro más extremo de la carrera de Ale Hop, cuya riqueza reposa en su complejidad, cualidad que resulta adictiva a lo largo de sus temas. Si este acto de pop-abstracto fuese presentado por algún personaje sonoro del primer mundo, seguramente muchos lo aclamarían y sería mentado en todo lugar, de la misma forma anhelamos que este trabajo sea tratado con la camarería y objetividad que se merece.  


RETROSPECTIVA






No hay comentarios:

Publicar un comentario

22/09/1953 : ZETANGAS AND THE MONSTER OF COMIDA. Reseña.

22/09/1953 ZETANGAS AND THE MONSTER OF COMIDA (2019) Dos años atrás honrábamos al “Paradiso Eterno” como la obra cumbre de Carlos Ga...