viernes, 21 de septiembre de 2018

IN EVENT OF MOON DISASTER/ BLUE VELVET. Reseña

IN EVENT OF MOON DISASTER
BLUE VELVET
Buh Records
(2018)

Las voces etéreas que ensaya Noelia Cabrera (Kusama, The Underground Parties, Perra Vida y quién sabe, qué otros proyectos tendrá en mente), junto a los intensos teclados de rasgos “synthwave” que experimenta Antonio Ballester, consiguen una atractiva sinergia sonora bajo el rótulo de In Event Of Moon Disaster (nombre adoptado de “una carta que le enviaron a Neil Armstrong en caso de que su misión a la luna hubiera fallado”), su primer disco como Blue Velvet.

El origen del dúo se remonta a un año y medio, cuya primera idea para el nombre del proyecto fue Like a Velvet Glove Cast In Iron, como la novela gráfica de Daniel Clowes, pues denotaba delicadeza y brutalidad, así como su música, pero por su extensión, lo redujeron a Blue Velvet, por la película y, de paso también para transmitir su admiración por The Velvet Underground. Luego vinieron las presentaciones en vivo, la publicación de su primer single “Tenuous Spheres”, como parte de un compilatorio latinoamericano en formato vinilo llamado Memorias de un Continente 2, y recitales en festivales, para en paralelo ir trabajando en el estudio lo que sería este primer álbum, que contó con la participación  de Mario Silvania como productor.  

Foto: Facebook del dúo
Entre las influencias confesas por el propio dúo capitalino, figuran Linea Aspera, Cocteau Twins, Silvania y Ciëlo, aspecto que se ve reflejado a través de su dualidad sónica, no solo circunscrita en las capas de voces y los ambientes “darkwave”, sino en la mistura de sintetizadores analógicos y digitales, además de su combinación de sonoridades rítmicas con claroscuras, pero si hay otro acto con el que podríamos emparentar la música de los Blue Velvet, sería con los americanos de Chromatics.

“Tenuous Spheres” es la pista que da marcha al registro retrofuturista de los limeños, cuyas progresivas y repetitivas líneas de sintetizadores, acompañadas por bajos y compactas percusiones, suenan adictivas, además de sus penetrantes teclados que se tornan misteriosos hasta colindar con lo fúnebre conforme avanzan los minutos, uniéndose a la enigmática voz de Noelia, dolorosos y etéreos susurros yuxtapuestos, consiguiendo un impecable arranque.

Foto: Facebook de Blue Velvet
Los cósmicos y magnéticos sintetizadores de “Dark Moon”, nos transportan hacia los ochentas e introduce a un añejo ambiente cibernético, donde la flotante voz de Noelia nos mantiene hechizados a lo largo de este correcto corte de “ethereal wave”. Retumbantes cajas de ritmo, cuasi artesanales, con metales sacudiéndose al inicio, preceden a los intensos teclados, por donde desfilarán campanas, voces pregrabadas (y volátiles) y otros ruidos aleatorios, alcanzando niveles atmosféricos en “Like a Velvet Glove”.

Nuevamente sonidos metálicos se asoman en “A Strange Face in The mirror” para una vez eclipsados por sus hipnóticos “loops”, ondulante electrónica nos sacuda los sentidos, teniendo a percusiones espectrales de fondo, voces y susurros etéreos en todo lo alto, apoderándose de nuestras mentes, enriqueciendo aún más su textura, unas saturadas notas de sintetizador, llevándonos de regreso al “synth pop” 80s, consiguiendo un  cruce de melodías posmodernas, alterando nuestras emociones. Estas bellas sonoridades persistirán con “Ghost Breath”, tema que guarda deudas con Ciëlo, combinándose con ecos de voces, percusiones, cajas de ritmo, lúdicos teclados, todos de estética “lo-fi”, que sucumbirán hacia un ambiente distorsionado.  

Foto: Facebook de Blue Velvet
Sintetizadores fluctuantes, evocando influencias Kraftwerk, y de trazos industriales, desfilan en la techno “Under Your Spell”, con la voz de Noelia creando diversas capas sonoras.  Yendo hacia horizontes más densos, se perfila “Feuer”, donde los Blue Velvet, nos presentan su lado más áspero  y crudo, merced de sus vigorosos “loops”, macizos golpes de latitudes EBM, saturaciones y distorsiones de sintetizador, dispuestos a ponernos en trance. En esa onda experimental, por la que transita el disco a estas alturas, aparece “Moon Disaster”, con sus misteriosas voces como si fueran reproducidas a través de equipos de radio, alternándose con otras de rasgos delicados sobre melodías enigmáticas, acompañadas por resonantes arpegios. Sigue la remezcla realizada por Mario Silvania para “A Strange Face in The mirror”, que podríamos considerarla como su reaparición discográfica, donde el productor se manda con una versión etérea y minimalista en contraste con su dancística versión primaria, haciéndonos recordar al repertorio que formó parte del epílogo de Silvania.

Foto: Facebook de Blue Velvet
Concluye, “Hell By your side” cuyos relajantes sintetizadores, de características espaciales, cercanos al “ambient music”, junto con el onírico ejercicio vocal de Noelia, resultan sedantes, poniendo broche de oro a una sugestiva obra electrónica, que con el pasar de las pistas, va de lo, llamémosle convencional, a lo más arriesgado.

Sin duda, se tratan de diez temas fascinantes, donde las sonoridades luminosas conviven con la oscuras de manera perfecta, cuya versión en vinilo será lanzada en el mes de noviembre vía Buh Records. Mientras tanto, el siguiente proyecto del dúo es su participación en el disco tributo a Silvania “¿Cuánta distancia hay entre tu alma y el sol?”, donde nos entregarán un “rework” del tema “Solineide”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario