sábado, 22 de diciembre de 2018

PUPPIES IN THE SUN : ENTREVISTA

Cristóbal Pereira y Alberto Cendra se conocieron desde la infancia, el destino cruzó nuevamente sus caminos en Barcelona, y el 2014 dieron luz a Puppies In The Sun presentando una serie de “singles” caracterizados por sus ambientaciones oscuras y místicas. Este año han editado dos EPs en formato casete, vía Buh Records, Unheard y The Church of The Puppies In The Sun. Además, acaban de editar su sencillo navideño “Christmas Lullaby”, misterioso tema acompañado de su lado “B”, “The Alien Rabitt Massacre & the Birth of Puppiers in the Sun” pieza de caótico y vertiginoso sonido de espíritu “lo-fi”. Conversamos con el dúo, para saber más sobre sus orígenes y singular propuesta, en una amena charla.    

¿Cómo se conocieron?
Cristóbal: Cuando tenía dos años mis papás me llevaron a conocer al hijo de unos grandes amigos, ahí conocí a Alberto, tenía cero años.
Alberto: Nuestros padres son amigos, por eso nos conocimos de niños. Un tiempo vivimos en la misma residencial, en Barranco, pero al llegar la adolescencia nos perdimos el rastro.

¿Cómo deciden dar origen a Puppies in the Sun? 
C: Un día nos encontramos por casualidad en la calle Ferrán en Barcelona.
A: Sí, y en Barcelona empezamos a ir a conciertos, yo empecé a explorar con los sintetizadores, y como sabía que Cristóbal tocaba batería, quedamos en tocar juntos. Después de pocos ensayos, Puppies in the Sun ya tenía forma.

¿Cómo definirían a su música? Y, ¿Cómo se decidieron a impulsar un proyecto de sonoridades no tan comunes en nuestro medio, recurriendo solo a batería, samplers y ambientaciones? Sobre todo, por Alberto, que viene de proyectos como Los Zapping, o apoyado en la producción de Submarino, que poco o nada tienen que ver con el sonido de Puppies.
C: Yo definiría nuestra música como psicodélica, oscura, distópica y futurista.
A: Creo que simplemente empezamos a tocar juntos y cuando empezó gustarnos el camino por donde iba el sonido, seguimos explorando por él. Me parece que fue bastante natural. En ningún momento pensamos que estaban haciendo otras bandas.

En el 2014, lanzaron cuatro temas vía soundcloud, ¿por qué nunca los editaron, como sí lo hicieron con sus últimos EPs, además de ser pistas de mayor duración, casi media hora de material?
A: No los editamos en físico porque nadie nos lo propuso. Fue gracias al interés de Buh Records que tuvimos la oportunidad de editar los casetes.
C: A mí me parecen cuatro temas que no veo coexistiendo en un mismo álbum, fueron lanzados con la idea de ser “singles”.

De su primera etapa, hay un tema que titula: “Es lo peor que he hecho en mi vida, ser dark”, ¿Es en serio? ¿Quién de ustedes fue dark?
C: Ninguno. Alberto era “chikipunk” y yo un hippie que escuchaba rock progresivo, ahora debo ser de los pocos autoproclamados “hípsters”.
A: Ese nombre surgió de una época en que pasábamos el tiempo jugando a buscar estupideces en “Yahoo Respuestas”, salió de uno de esos lugares oscuros del internet.

¿Por qué el nombre del proyecto, y su peculiaridad con algunos títulos de sus trabajos? Por ejemplo: “Is it Bad to Put Baby Born Puppies in the Sun?” o en su reciente EP, “The Church of The Puppies in the Sun” ¿Hay algo oculto detrás de ellos?
A: Los nombres salen de cosas que nos suceden, “The Church of Puppies in the Sun” nació cuando estaba viendo TV y una iglesia evangélica secuestró el estadio de Alianza Lima, se gestó una batalla campal entre hinchas del "Comando Svr" y los fieles de esa secta, me pareció una situación tan insólita y surrealista que me sentí identificado y decidimos crear nuestra propia religión.
C: Me molesta mucho que no haya “emojis" de cruces invertidas ni pentagramas.

¿Quiénes influenciaron en la música que ustedes desarrollan?
C: Popol Vuh (mi seudónimo como fotógrafo es Vuhh gracias a ellos), el arte y diseño soviético, la literatura de ciencia ficción, la astrofísica, Andrei Tarkovsky, Stephen Hawking, Kraftwerk, Faust, Battles, Black Dice, Death Grips, Animal Collective, el black metal clásico noruego como Darkthrone, Burzum, Immortal, Emperor y el “black metal” más contemporáneo como Sun Worship y Liturgy, que no creo que sea “black”, sino “post-black”.
A: Cristóbal es más rebuscado, pero a mí me influenció ver en vivo a Black Dice, cuando era un escolar y luego ver a Liquidarlo Celuloide en una fiesta tremenda en 2007 que se llamó Sinestesia. Más tarde ya en Barcelona ver a My Bloody Valentine, Boredoms o Swans en el Primavera Sound me impactaron mucho. A mí, lo que más me inspira es ir a conciertos.
C: Los dos amamos Za!, que es una banda de Barcelona que todo el mundo debería ver en vivo porque son la puta hostia… y faltan últimos discos de Swans y los grupos de “cosmische rock”, también denominado por los ingleses como “krautrock”.
A: Sí, como Neu!, es una de las más grandes influencias.
C: …yo soy bien fan de King Crimson.

Sobre sus dos últimos EPs, lanzados por Buh Records, el primero es un poco más “paisajista” por decirlo de alguna manera, mientras que el segundo suena más orgánico, con mayor protagonismo en la percusión. Cuéntenos un poco más sobre estos.
A: La diferencia radica en el proceso de grabación de cada uno, en “Unheard” se pueden encontrar más grabaciones de campo y pasajes de largas sesiones que grabamos en 2016, mientras que en "The Church of Puppies in the Sun" lo que hicimos fue grabar en distintos lugares, Cristóbal grabó las baterías desde Lima y yo fui trabajando el resto en Barcelona.

¿Cuál es el futuro de Puppies in The Sun?
C: Tocar en Berghain*

*Berghain, es el club más difícil la hora de entrar y un paraíso elitista del tecno.


1 comentario:

DISCOS PERUANOS DE MEDIO AÑO (No te piques, si no está el tuyo)

DISCOS PERUANOS DE MEDIO AÑO (No te piques, si no está el tuyo) Como es nuestra insana costumbre, salimos con diez días de retraso, ...