viernes, 8 de marzo de 2013

NEW ORDER: LOW–LIFE 1985 – 1986 (Parte III)


El término Low-life adquiere diversos significados en el idioma inglés, puede referirse a alguien que tiene un estilo de vida precario ya sea por razones económicas o morales, o  por elegir como prioridad el vivir desenfrenadamente. También puede referirse al que tiene una vida vil y miserable producto del descuido, los nulos deseos de superación o por ser parte del mundo criminal, es decir Low-life hace referencia a todo aquello que caracteriza al “bajo mundo”.
Algunas de las canciones del tercer álbum de New Order como “Love vigilantes”, “The Perfect Kiss”, “This Time of Night”, “Sunrise”, “Elegia” o “Sub-culture” están relacionadas o emparentadas en mayor o menor grado a ese decadente ambiente, no en vano el nuevo disco se tituló “Low-Life”, pero por sobre todo significó el mejor álbum en toda la carrera de New Order.
Sin embargo Low-Life también podría ser la percepción personal que ellos tenían sobre el ambiente  que empezó a experimentar la banda tras alcanzar el estrellato. Pero dejemos las suposiciones de lado, y que sean los hechos que ocurrieron durante la época de Low-life, los  que nos digan realmente qué es lo que los New Order querían plasmar en su nueva entrega.
THE PERFECT KISS
Con The Perfect Kiss, las cosas parecían andar sobre ruedas
A inicios de 1985 algunas cosas cambiarían para New Order, pues firman con el sello Qwest de Quincy Jones, productor de Thriller de Michael Jackson, solo para su edición y distribución en los Estados Unidos, Factory Records continuaría siendo su sello oficial. 
Pero, ¿Por qué se animaría un sello que tenían entre sus filas a Frank Sinatra, George Benson o a los góspel The Winans, a  fichar a una banda “indie” como New Order? Quincy Jones diría al respecto: “recuerdo inicialmente al hablar de este grupo que estaba influenciado por los Sex Pistols, pero entonces no lo entendí porque pensé que eran muchos mejores musicalmente que los Sex Pistols. Esto es alrededor de la época más o menos cuando empezaban a conocer a Kraftwerk y algunos de los otros grupos de techno pop. Pero New Order siempre fue distinto como seres humanos como músicos, y tenían buen ritmo y buen tiempo, porque naturalmente al tratar con secuenciadores el tiempo debe estar sujeto con estacas, lo que me encanta. Y sabían realmente como tratar con música bailable”. 
Los miembros de banda recuerdan que era un gran momento de la banda, en donde todos estaban comprometidos en dar el gran golpe en el mercado estadounidense.  En mayo de 1985 lanzaron el single “The Perfect Kiss” logrando un nuevo N°1 en las listas independientes británicas,  la ubicación N° 35 en los rankings comerciales y otra vez un  N° 5 en las listas dance en Estados Unidos.  
RUN (TO LOW-LIFE)
Para la creación del álbum, la banda trabajaría en tres estudios, CTS, Britannia Row y Jam , todos en Londres. La primera canción que se grabó fue la instrumental “Elegia”, que podría decirse es la antítesis de “Blue Monday”, pues era la unión perfecta de la electrónica con el rock pero para hacer una marcha triste y fúnebre. El tema fue grabado en CTS en Wembley justo después de un “after party show”, Stephen recuerda que toda la sesión nocturna se la pasaron dedicándose a la grabación del tema. Luego el trabajo proseguiría en  Jam Studios en Finsbury Park. Fueron 4 largas semanas las que les tomó grabar el álbum y dos semanas mezclarlo.
Hooky comentó que por la época de Low-life, querían volver a sonar sucios, elaborando un sonido con  niveles muy básicos, por ello utilizaron equipos anticuados, pero paradójicamente el álbum sonaría muy moderno. Hook también evoca con afecto la creación de “Sunrise”, “recuerdo sintiéndome realmente feliz cuando estuvimos haciendo ‘Sunrise’. Pensé carambas, ¿por qué no podemos escribir todas las canciones como Sunrise?’”.  Sunrise es la fiera rockera del álbum, en donde el bajista  toca su instrumento como los dioses.
Comentando sobre la temática de “Face Up”, Bernard señaló que se refiere a su creencia en que vivimos en un estado de dualismo sentimental, en donde necesitamos alcanzar la ira para poder experimentar el amor. Podemos suponer que quizás esta hipótesis particular de Bernard se quiso plasmar en Low-life.
"¿por qué no podemos escribir todas las canciones como Sunrise?"
"El trabajo de la banda se recargaría en extremo, al día siguiente de terminar la mezcla del álbum en Britannia Row, se trasladaron a Manchester para partir a una gira que los llevaría a hong Kong, Australia y Nueva Zelandia. “Estuvimos haciendo tres versiones de The Perfect Kiss,” recuerda Hooky. “‘Rob había dicho, vayan y termínenlas!’ estamos yendo a Australia y esto tiene que estar acabado antes que se vayan… todos los demás se quedaron dormidos pero el ingeniero Mike Johnson y yo ‘permanecimos de pie’ por 49 horas y media … a la mañana siguiente cuando todos estaban muy bien, yo tenía que conducir y llevarlos de regreso a Manchester, y entonces estuvimos en un tour por seis semanas. ¡Diablos!. Un buen empleo siendo jóvenes”.
Low-life fue lanzado el 25 de mayo de 1985, y con la peculiaridad que la portada del álbum era el rostro perplejo de cada uno de los integrantes de la banda, las imágenes fueron capturadas por una Polaroid Slide por el fotógrafo Trevor Key, siendo la cara de Stephen Morris la cubierta del álbum. La idea del arte, otra vez concebida y diseñada por Peter Saville. Una vez en Hong Kong, mientras pasaron 5 días por la inauguración de los juegos pre-olímpicos en China, después de un concierto en el  Canton Club, asistieron a una fiesta y en el restaurante en donde estaban con los traductores del gobierno, observaron que el menú se guardaba en cajas de bambú y que el inodoro era un hueco que estaba ubicado en el piso de la cocina. Como resultado, ellos contrajeron un extraño virus que los adelgazó y los tumbó. A pesar de ello tuvieron que cumplir con su siguiente compromiso, un show en Tokio que sería filmado. Este sería comercialmente  lanzado por la división de videos de Factory, Ikon en agosto de 1986.
Deberíamos haber sido hospitalizados” recordaría Bernard. “Te sentías como si hubieras sido golpeado en la cara por Mike Tyson. En el concierto había un tanque de oxígeno, detrás del escenario, inyecciones y medicinas… y por eso se llamó ‘Pumped Full of drugs.’
En Tokio ocurría otro episodio anecdótico y menos trágico, por motivo que la cara del baterista Stephen Morris era  la portada principal de Low-life, muchos fans de la banda lo siguieron incesantemente pensado que era el vocalista de New Order.
"...esto fue como estar entrando en otro mundo"
A pesar de los desafíos en el oriente, las cosas se vislumbraban promisorias en el hemisferio occidental; en América, “The Perfect kiss” había pegado en el Hot 100. Pero a pesar de ello los New Order, no se sintieron cómodos con su nuevo estilo de vida, lleno de reuniones, eventos, sus rostros impregnados en gigantescos posters y colgados en prominentes salones. Gillian recuerda que  en Factory tu no encontrabas refugio en alguien, solo tenías a Tony viniendo y diciendo ‘¡Oh sí, encantador!’ ‘¡Suena genial!’ escojamos los singles, Peter Saville haciendo la portada… pero esto fue como estar entrando en otro mundo.”
Aunque la inclusión de los singles  “The Perfect kiss” y “Sub-Culture” en el álbum, pudo haber contribuido a que ambos fracasaran en su intento de ingresar al UK top 40, en marzo en 1986 la banda la banda estuvo de regreso en el chart británico con “Shellshock”. La canción fue co-escrita y producida por Arthur Baker asociado a John  Robie. En donde nos muestra a unos New Order que se valen de todos los artilugios electrónicos para crear una excepcional pieza techno y además presenta a un Bernard con una interpretación vocal diferente, como una especie de “rapeo” o estar cantando en clave,  dejando a un lado su canto desesperado y angustiante. Algo similar ocurriría posteriormente con el lanzamiento de “State Of The Nation” un tema de similares características que su antecesor y que ocuparía la posición N°30 en Uk y el N° 4 en las listas dance de Estados Unidos. “Shellshock”  sería parte del soundtrack de la clásica película adolescente de John Hughes Pretty in Pink.
LOW-LIFE (Factory Years –Rhino Records 2008)
En el 2008 se lanzó la reedición del álbum, compuesta por dos discos y respetándose el arte de la portada original, en donde aparece el baterista Stephen Morris. Este fue el primer y  único álbum donde aparecen los integrantes de la banda. Low-life es sencillamente un disco brillante, rico musicalmente y bailable. Donde la banda se involucra con una mayor participación de sintetizadores y samplers, pero conservando elementos rockeros en su propuesta, fue un paso adelante a lo realizado en Power, Corruption & Lies.
El disco uno de este set,  contiene el álbum original que se inicia con “Love Vigilantes” una extraordinaria pieza melódica pop, sostenida por los sonidos de  guitarra, teclados y esa línea de bajo de Hooky que parece hubiera sido tocado por la divinidad además del entusiasta canto de Bernard sobre un personaje que no se sabe si está vivo o muerto. Sigue “The Perfect Kiss” una de las mejores canciones de New Order, la versión que se presenta en el álbum es una versión editada de 7”, en donde se muestra a la banda explorando la electrónica al máximo y donde el bajo de Hook nuevamente se lleva las palmas, la banda sonaba realmente como nunca antes se le había escuchado, la unión perfecta de sintetizadores con percusiones y cajas de ritmo. “This Time Of Night”  es otra muestra más de la calidad que había alcanzado New Order en la elaboración de música electrónica, y se deja ver la influencia heredara de Kraftwerk, luego el sonido de un siniestro teclado que parece introducirnos al espacio infinito es impactado por el extraordinario punteo de Hooky y la potente descarga del riff de la guitarra de Bernard y la batería de Bernard, simplemente genial, la unión del punk con el dance en todo su esplendor es llamada “Sunrise”.
“Elegia” evoca la oscuridad, con sus líneas de teclados tristes y sombrías, y sus desgarradoras línea de bajo y guitarra, la versión incluida en el álbum recoge los mejores minutos de la extensa versión original.  “Sooner Than You Think” es una canción que posee una buena instrumentación pero no está al nivel de las demás canciones del álbum. “Sub-Culture” es una canción techno y cantada con peculiar desgano por parte de Bernard, otra vez New Order alcanza la cúspide con su experimentación sonora. El álbum concluye con la festiva y colorida “Face-Up”, es otra pieza techno que conforme avanza se va mezclando con el bajo, batería y cajas de ritmo y en donde Bernard vuelve a reflejar la alegría en su canto con la que inicio del disco. 
El segundo disco del set, está integrado por una serie de excelentes versiones 12” como las de “The Perfect Kiss” que fue presentada como single antes de la aparición del álbum, “Subculture” remezclada por John Robie y en versión superior a la del Low-life, “Shellshock” y “Shame Of The Nation”. También está la versión íntegra de “Elegia” con sus dramáticos 17’29” de duración. Las instrumentales “Let’s Go” (la versión cantada se puede escuchar en el recopilatorio The Best Of New Order)  y “Salvation” lanzadas en febrero de 1988. Cierra “Dub Vulture” que es simplemente un remix de “Sub-Culture”.
En el año 2000, la revista Q ubicaría a Low-life en el número 97 de su lista de los 100 álbumes británicos más grandes de todos los tiempos.
Low-life es uno de los trabajos más sólidos de New Order y que captura a la perfección esa unión que buscaba entre la música de baile y el rock, convirtiéndose en pioneros del dance rock, habían logrado su álbum más electrónico a la fecha. Aunque también los introduciría a un estilo de vida (“low-life”) del que nunca se sintieron cómodos. Low -life  es un disco digno de ser colocado entre los 10 mejores de los 80’s. Pero todavía habría mucho más que explorar en su camino nupcial del techno con el rock.  







No hay comentarios:

Publicar un comentario