sábado, 13 de mayo de 2017

PARAÍSO, REVOLUCIONES Y TÚ
Wilder Gonzáles Agreda
Super Space Records
(2017)
Cada acto que nos presenta el músico del distrito limeño de Los Olivos, se ha convertido en una experiencia disímil, perturbadora en “Lima Norte Metamúsica” (2014), cósmica en “Scala Mega Hertz” (2016), donde ya se delineaban sonoridades IDM y trazos ambient que ahora son más pronunciados en este nuevo episodio de la tanática trayectoria de Gonzáles-con el breve "Polykroma" EP (2016) como interludio-.
Wilder explora con sonoridades más minimalistas, planas, pero persistiendo con rasgos abstractos y colindantes con el ambient; es así que en la enigmática “Porno Para Mis Neuronas”,que quizás deba su nombre a los transgresores sonidos que se alternan, suenan semejantes a interferencias cohabitando en un ambiente claustrofóbico, mostrándose como un corolario de lo que será el resto del álbum. Más sonidos enrarecidos, pero en una onda más híbrida, casi líquida, se presentan en “Serenditity”, como una ligera marea de aguas electrónicas, de ruidos sutiles, que susurran al oído.
“Pan Sonic”, tema, quizás a manera de tributo por la reciente muerte de quien fuera uno de los integrantes del proyecto finlandés de ese nombre, Mika Vainio, acaecida el pasado mes de abril, exhibe sonidos introspectivos, muy finos, delicados, casi imperceptibles. Mientras que en “Post Drone-party”, una inocente reproducción de un “casiotone”, se va repitiendo, cual pista “drone”, junto a otros ruidos ambientales que transitan sobre una nebulosa y misteriosa sonoridad, una mezcla entre candor e insania, filtrándose ligeros “feedbacks” de micrófonos, irritables a los oídos.  
Finalmente cierra la extensa “Revolución Crisálida”, cuya inaudible combinación de alarma de carro con grillos (¡¿?!), y otros ruidos lunáticos, ejecutan una marcha en ascenso, hasta que generan un corrosivo sonido, volviendo aún más ruín el panorama.  
Como todo disco de Gonzáles Agreda, una aventura compleja, arriesgada y desafiante. Las alucinaciones sonoras de “Wil Volador”, siguen alzando vuelo por latitudes insospechadas y confusas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario