miércoles, 7 de marzo de 2018

IVÁN CASTRO: ELEGÍA POR PARTIDA DOBLE

Foto: Facebook del artista

El vocalista de Radiopostales, Iván Castro, acaba de lanzar dos discos, ambos unidos por la muerte de su padre, Eclipses y Ecos, donde deja el pop-rock que ensaya con su banda, para ir en pos de ambientes más reposados y reflexivos, pues la idea era hacer algo distinto.
A pesar que ambos EPs están inspirados en la misma temática, las circunstancias que rodearon su gestión fueron diversas. El primero, con plazos y metas definidas, mientras que el segundo contra el reloj, aprovechando la ocasión que se presentó para grabarlo, influyendo respectivamente en el resultado final, pues Eclipses exhibe un sonido más ecléctico y arriesgado, mientras que Ecos presenta uno más sencillo, pero de liricas contundentes.   
    
ECLIPSES
Como señalamos, inspirado en la pérdida de su progenitor, acaecida el año pasado, Castro comienza a componer y se sumerge en el estudio tamboril con Christian Vargas (Teleférico) para lo que en teoría iban a ser solo dos o tres canciones, terminó siendo un EP de siete temas, de melodías cálidas como la inicial “Eclipse de Arena”, gracias a sus cromáticas cuerdas y ensoñadores punteos, nos dan vistos que el músico va más allá. De la forma se perfila “Ríos de Memoria”.
En “Maldito Abril”, tras reposados riffs electroacústicos, se van infiltrando vaporosos teclados y una ambientación de rasgos calipso, dirigida por una coqueta trompeta, dejándose escuchar sobre el final la confesional frase, “…soy un hijo que extraña a su padre”.
Más ambientaciones reflexivas, pero siempre con coloridas guitarras como protagonistas, se suceden en “Lo que no pude decir”, “Cuentos para Dormir”, con psicodélicos arreglos, “Otro Domingo”, con ciertos guiños “surferos” y “33”.




ECOS  
Casi al terminar Eclipses, alguien le pasa la voz al músico sobre el estudio de André Moral, 447, para continuar con su trabajo compositivo, pero el tiempo y el dinero se convertirían en factores apremiantes, que contribuirían a afrontar con mayor crudeza la ausencia de su padre, siendo las letras todavía más directas.
Si bien el sonido de Ecos, como lo manifiesta su autor se presenta “…más simple en ejecución, pero más duro en escritura”, creemos que se trata de un trabajo más pulcro y melódico a pesar sus carencias.
En esta producción las composiciones son más explicitas sobre las características de su procreador, por ejemplo, con “El Sargento de la Policía Nacional”, podemos llegar a conocer sus gustos, intereses y pasiones.
Las emociones se intensifican con “Yo sé que va a tardar”, la minimalista “Que tire la primera piedra”, los taciturnos teclados de “Te volveré a ver”, la rockera “Ecos de arenal”, concluyendo con las nostálgicas cuerdas de “La última canción”.   
Confesionalmente, el artista ha dicho: “Quisiera aspirar al estilo propio, uno basado en melodías memorables y letras interesantes”. Eclipses y Ecos, son los primeros pasos firmes hacia su anhelo.
Iván estará iniciando una gira para promocionar su disco doble, que irá por Lima, Arequipa y Cusco. La cita en nuestra ciudad está pactada para el sábado 14 de abril en el Gebraü.



No hay comentarios:

Publicar un comentario