miércoles, 24 de julio de 2013

BJÖRK: DEBUT- 20 AÑOS DE POP ALTERNATIVO



El 5 de Julio de 1993, Debut el primer álbum en solitario de Bjork, luego de su alejamiento de los Sugarcubes, fue lanzado a través del sello One Little Indian en el Reino Unido. El disco toma elementos de la música dance, house, pop, jazz y clásica,  matizándolas con beats,  samples  e histriónicos alaridos, aullidos y tiernos susurros, además de un emergente género, el trip-hop, dando como resultado una exquisita sonoridad ecléctica contundente para los sentidos.
El pequeño sello había estimado vender un número de ejemplares basado en los seguidores de los Sugarcubes (40 mil copias), sin embargo el álbum llegó a vender 600 mil copias en tan solo tres meses.  Tal impacto, llevó al disco a colocarse rápidamente en los primeros lugares de los rankings musicales, en Reino Unido ocupó el puesto tres mientras que en EEUU alcanzó el sesenta y uno. Para el 2001  Debut  había vendido un millón de unidades en los Estados Unidos y más de 4 millones y medio a nivel mundial.   
Hoy 20 años después de su lanzamiento, Debut sigue sonando fresco e innovador, capaz de hacernos estremecer con su excepcional música y hacernos bailar y conmovernos al compás de su eclecticismo musical. A continuación unas breves líneas que pretenden recordar su concepción y darle un merecido homenaje a esta obra maestra del mundo moderno.    
ONE DAY
Primer álbum de Björk, 1977
Debut, no fue el primer álbum de Björk, la oriunda de Reykjavik, Islandia, ya de pequeña había dado signos de inconformismo musical, pues a los once años grabó un disco en solitario que tuvo  singular éxito. Luego formó parte de diversas bandas punks de espíritu vanguardistas, hasta que llegó a The Sugarcubes, pero apenas obtuvo su primer hit internacional en 1991, decidió desertar de la banda.
Björk comenzó a abrirse espacio en la escena  de clubes underground de Londres, con una cinta de grabaciones de música tradicional en la que los intérpretes ejecutaban sus composiciones infantiles, y apoyada por uno de los pioneros de la música de baile, Gragham Massey (808 State) daría rienda suelta a la exploración sónica en la búsqueda de plasmar su ideal musical.
Desde su época Sugarcube, Björk había trabajado algunos temas, los cuales grabó en un demo y se los entregó a la gente del  One Little Indian, entre las que figuraban “The Anchor Song” y “Aeroplane”. Otras canciones datan de fechas aún más antiguas, como “Human Behaviour” que fue escrita cuando era una adolescente. En cierta manera Björk tenía la mitad del álbum hecho algunos años antes de su aparición. 
De su experiencia con Massey, recogió las bases electrónicas para su obra, pero Björk deseó trabajar con un productor de jazz, conociendo a Paul Fox quien le presenta una serie de músicos que darían su aporte en diferentes temas de la islandesa, como los saxofones que se dejan escuchar en “Aeroplane” y “The Anchor Song”. Luego su novio Dominic Thrupp le presentaría a Nelle Hooper, quien había trabajado en los álbumes de  Sinéad O’Connor, Soul II Soul y Massive Attack. Con este productor congeniaría en esa búsqueda de innovadoras ideas sonoras, escribiría cinco canciones de la futura producción, y terminarían de completar la obra, a inicios de 1993.   
DEBUT (1993)
Nellee Hooper y Björk, algunos años después
"Debo haber escuchado cada una de estas canciones más de 500 veces desde que las comenzamos. Aún desde que las terminamos, pero todavía las sigo escuchando cada día. Estoy maravillado... ¡¿esto nunca se detendrá?! ¡¡Somos tan afortunados de tener la voz de Björk!!"                          Nellee Hooper.
El álbum fue para su época, una revelación musical sostenida sobre la extraordinaria voz de Björk, oscilante entre chillidos, alaridos, susurros y tiernos suspiros infantiles. Su sonido toma diferentes estilos musicales, algunos más electrónicos como el dance o el house, siendo temas como “Human Behaviour”, “Crying”, “Big Time Sensuality”, “There’s More To Life Than This” y “Violently Happy”, una muestra de ello, o  una atmosfera de música más académica, como los violines y vibráfonos de “Venus As A Boy”,  así como “One Day” y el jazz, como en las ya mencionadas “Aeroplane” y “The Anchor Song”. “Play Dead” tema grabado posteriormente y añadido en el relanzamiento del álbum, muestra la unión entre la electrónica y la música clásica, otorgándonos  una notable dosis de placentero dramatismo sónico. En ese ambiente cálido  y tierno también está el sonido de la armoniosa arpa de Corky Hale en “Like Someone In Love”.
La temática del álbum gira en torno a la preocupación que Björk muestra hacia el amor por otra persona. En “Venus As a Boy” habla acerca de la sensibilidad hacia su novio de entonces, en “Aeroplane” otra vez menciona su relación amorosa, además que la escribió mientras ella vivía en Islandia y su romeo en el Reino Unido.  
Debut tuvo cinco singles: “Human Behaviour”, “Venus As A Boy”, “Big Time Sensuality”, “Violently Happy” y “Play Dead”.  Todos alcanzarían buenas posiciones en los charts de música dance y modern rock, tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos. El álbum fue muy bien aceptado por la crítica musical, otorgándole altas calificaciones en la mayoría de reseñas, NME comentaría: “un álbum que cree que la música puede ser mágica y especial”. 
En noviembre de 1993, el álbum fue reeditado en el Reino Unido, añadiéndose como bonus track el single “Play Dead”, una canción escrita para el film The Young Americans. En el 2006, se lanzó su versión más completa, un dual-disc, de Elektra/ Rhino Records, que contiene todo el álbum remasterizado y los videoclips de sus exitosos singles.     
Hay que destacar que el video de “Human Behaviour” fue nominado a uno de los premios Grammy de 1994. Mientras que en el Brit Awards de ese mismo año, Björk ganó las categorías “Best Newcomer” y “Best International Female”.  
Dvd, MTV Unplugged
El dvd Björk MTV Unplugged, es una excelente muestra, de lo placentero y ensoñador que podía resultar observar la actuación de la islandesa y sus músicos, quienes con diferentes instrumentos como el clavicordio o copas con agua, entre otros, nos muestran que eran capaces de sacar música aún  de las piedras. Escuchar la voz de Björk, se convierte en toda una experiencia, demostrándonos  con cuanta facilidad podía pasar de los graves a los agudos, de los gritos al susurro, de los aullidos y  chillidos a darle melodía a su voz, simplemente nos termina conmoviendo y cautivando con su encantadora y peculiar manera de cantar.  
Debut con el pasar de los años se convertiría en un  clásico de los noventas. En sus recuentos de finales de la mencionada década,  muchas revistas la colocarían entre los mejores álbumes de ese decenio. Björk  nos sacudió los sentidos ante su ecléctica propuesta, embargada de sensualidad sonora, aquella que nos seducía a ver al pop de una manera diferente y que nos invitaba a ir diciéndole adiós a nuestros “endiosados” ochentas, la vanguardia e innovación sonora había llegado, Björk estaba dispuesta a que su obra no sea tratada con indiferencia por sus oyentes, pues era un atinado golpe a los sentidos. En sus siguientes entregas, la islandesa nos seguiría entregando una serie de álbumes, uno más alucinante que otro, pero Debut  fue el punto de partida para caer rendido a los pies de esta adorable criatura sónica.   
 
     



1 comentario:

  1. Bjork es un evidente signo de cambio evolutivo personalizado, con cadencias, ritmos y sonidos verdaderamente novedosos conjugados de manera muy interesante...Bjork quema todas las etapas necesarias para una provechosa evolución musical y lo refleja en sus trabajaos, que son verdaderas piezas mestras

    ResponderEliminar