viernes, 5 de julio de 2013

LOS DISCOS DE MORRISSEY Y YO 1988-1997 (PARTE 1)

Entre 1987 y 1988 cuando estaba en la transición de la niñez a la adolescencia quedé fascinado por dos canciones que pertenecían a un grupo inglés llamado The Smiths (¿te suena familiar?), “Bigmouth Strikes Again” y “There is Ligth Never go Out”. Comenzando los noventas, paseando por Galerías Brasil y Quilca me impactó la imagen de las portadas de unos discos de un tal Morrissey y su peculiar “look”, que luego me enteré había sido vocalista de los Smith e iniciado su carrera solista. Al escuchar su single “Everyday Is Like Sunday” con su melodiosa música y nihilista letra fue suficiente para convertirme en su fan y estar dispuesto a coleccionar sus álbumes (en esa época en  casetes “colmeneros”).
Qué padre, madre, familiar cercano o amigo que no sabía quién era este tipo,  al vernos mirando con devoción su primera colección de videos titulada Hulmerist   no se ha quedado consternado(a) y hasta preocupado de que podamos contemplar y admirar a un hombre que para ellos lucía amanerado o hasta gay, y más perplejos aún al vernos gozar cuando los fans subían uno a uno al escenario para llenarlo de abrazos y besos o lanzarle flores (si supieran que eso era algo que soñábamos  hacer).
Muchos hemos pasado gran parte de nuestra adolescencia y juventud al compás de su música, bailado sus canciones en la soledad de nuestras habitaciones y delirando con sus letras que parecían relatar nuestras inquietudes e incertidumbres. Era una especie de catarsis refugiarnos en sus cándidas y en muchos casos irónicas piezas. Como escribió Pedro Cornejo en Caleta N°8 “Morrissey…fue capaz de verbalizar artísticamente los conflictos y dilemas de una generación de adolescentes que nadaba en la incertidumbre…sus canciones invocan…un anhelo que no puede ser satisfecho so pena de quedar anulado”.  
Morrissey en su concierto en Lima(2012)
El sueño de muchos se cumplió el año pasado, y el Mozz nos entregó un espectacular recital satisfaciendo la larga espera de sus incondicionales peruanos. Un año después tendremos la oportunidad de verlo nuevamente en dos shows de capacidad limitada (3mil personas cada uno) denominado “Intimate Nigths” y que se comenta tendrá diferentes “set-list”. Así que no puedo ser ajeno a dedicarles unas líneas a uno de mis grandes ídolos cuya compañía se ha prolongado durante mi vida adulta y quizás lo sea hasta el final de mis días. Aquí la primera entrega sobre las producciones del gran Stephen Patrick Morrissey.     

VIVA HATE (1988)
Reedición de 1997
Cuando se produjo la disolución de los Smith y Morrissey emprendió su carrera en solitario, la mayoría de fans continúo su fidelidad a la obra del vocalista. Su debut se dio el 22 de diciembre de 1988 y marcó un hito en la relación sentimental entre el ídolo y sus incondicionales  en donde su público subía al escenario para abrazarlo y besarlo demostrándole su adoración. Sin embargo la prensa no tenía muchas expectativas de una entrega de Morrissey sin Marr, pero él tenía algunos ases bajo la manga para dar el gran golpe.
El productor Stephen Street había enviado algunos másters  a Morrissey para que fueran las caras B de los últimos singles del último álbum de The Smiths. Según declaró a NME el cantante le respondió: “…No veo ningún sentido seguir con The Smiths, ¿quieres hacer un disco conmigo?”, iniciándose así el proceso de creación de Viva Hate, y con  el apoyo del guitarrista Vini Reilly de The Duritti Column.
El primer single del álbum sería la grandiosa “Suedehead” tema pegajoso, en donde Morrissey lo  canta de manera espectacular, que contrastaba con la dramática “Angel, Angel Down We Go Together”, pero es “Everyday Is Like Sunday” la que sobresale sobre los demás temas del álbum, la canción comenzaba con una melodía  creada por el productor Stephen Street. La canción es un himno a la soledad, al hastío y la desesperación, el canto del Moz es realmente conmovedor en medio de una melodía que flota entre la melancolía y la festividad. “Everyday Is Like Sunday” es sin duda  un clásico de Morrissey.
En el álbum hay una serie de sonidos experimentales que marcan distancias con lo hecho en su época Smith, como el inicio de “Alsatian Cousin” o “Late Night, Maudin Street”, así como la inclusión de teclados en la música que acompaña al Mozz. Otros temas destacables del disco son “Late Night, Maudlin Street”, “The Ordinary Boys”, esa marcha casi flamenca llamada “Little Man, What now?”, la festiva “I Don´t Mind If You forget Me” o el deseo ya cumplido de Morrissey aunque no en la forma que añoraba, “Margaret On The Guillotine”. Viva Hate convertiría a Morrissey  en el mayor icono pop, en una verdadera estrella eterna.
La reedición 1997 del álbum a parte de presentar otra carátula, trae  8 temas extras entre los que destacan: la rockera “Let The Rigth One Slip In”, la versión en vivo de “Disappointed” o la bellísima “I´d Love To” que se encarga de crear unas atmósferas sonoras conmovedoras en donde la voz de Morrissey nos acaricia en medio de la melancolía. Una edición que “no tiene pierde”. 
BONA DRAG (1990)
Es una extraordinaria recopilación de singles, b sides y temas nuevos lanzado el 15 de Octubre de 1990 y que constituiría para muchos fans el punto de partida de su relación con su ídolo, destacando singles como “November Spawned A Monster”, “The Last Of The Famous  International Playboys” y la inclusión de sus hits “Everyday Is Like Sunday” y “Suedehead”, entre otras piezas que aportan a la calidad del álbum, se encuentran “Interesting Drug”, “Will Never Marry”, “Such A Little Thing Makes Such A Big Difference”, “Ouija Board, Ouija board” y “Hairdresser On fire”.
En el 2010 salió una edición conmemorando los 20 años de su lanzamiento, con algunas modificaciones en el color de su portada original, así como en el orden de las canciones y la inclusión de 6 temas inéditos, para algunos fans entre los que me incluyo no resultó atractiva su reedición, prefiriendo seguir deleitándonos con la versión original.
KILL UNCLE (1991)
¿El primer traspié en la carrera de Morrissey? Para algunos seguidores lo fue, para otros solo se trató de un álbum aceptable, mientras que para otros fue un disco de transición, pues Morrissey y sus músicos experimentan sin mucho éxito, probar con diversos estilos como por ejemplo el pop, rock’n’roll o el rockabilly muestra de ello son canciones como “Mute Witness” o “Sing Your life”. Las canciones que conforman el álbum en su  conjunto pueden resultar agradables pero la mayoría lucen cansadas y desgastadas como en “Found Found Found” o “Driving Your Girlfriend Home”, que tienen unos forzados finales. La nave sonora de Morrissey necesitaba ser reorientada. Quizás el alejamiento de Stephen Street en la producción haya influenciado en el resultado de este disco. Pero lo cierto es que a la dupla de productores de Kill Uncle conformada por Clive Langer y Alan Winstanley, le quedó grande la tarea.
¿Temas para destacar? En todo disco de Morrissey siempre los hay, allí tenemos “Our Frank” y “Sing Your Life”. ¿Reedición 2013? Tiene tres temas inéditos, pero no gracias.     
YOUR ARSENAL (1992)
Controvertido fue el panorama que se le presentó a Morrissey para este álbum. Había deseado la muerte en distintas formas horribles al biógrafo de los Smiths, Johny Rogan. La ambigüedad del título de uno de los cortes, “The National Front Disco”, le había traído algunos problemas como acusaciones de apología al nazismo o al racismo, sin embargo lejos de aplacar la situación, en un concierto del artista se colocó de fondo del escenario, la imagen de dos chicas skin (¡!).
Lanzado el 27 de julio de 1992, Your Arsenal es un disco fabuloso, muestra una música mucho más dinámica y rockera, desde el inicio, con la letal “You’re Gonna Need Someone On your Side”. En esta ocasión la producción estuvo a cargo de Mick Ronson, ex guitarrista de David Bowie, el gran causante que la música del álbum muestre una fusión de glam rock con rockabilly, logrando que Your Arsenal  se convierta en el disco más rockero de Morrissey.   
Otro factor que contribuyó al buen resultado sonoro del álbum, fue la participación de la dupla de excelentes guitarristas, Alain White y Boz Boorer y el bajista Gary Day, formación que acompañaría al Mozz por más de una década. Al fin Morrissey había encontrado a los músicos idóneos para armonizar sus desenfadadas liricas.
El ruidoso riff de guitarra de “Glamorous Glue”, la melodiosas cuerdas acústicas de “We’ll Let You Know”, la “rockabilesca” “Certain People I Know”, la hilarante y jocosa “We Hate It When Our Friends Become Successful”, la ternura de “You’re The One For Me, Fatty” y esos hermosos paisajes sonoros llenos de melancolía de  “Seasick, Yet Still Docked”, hacen de Your Arsenal un álbum simplemente genial ¿la obra maestra de Morrisssey? Hasta ese momento lo era de  lejos. 
BEETHOVEN WAS DEAF (1992)
“Dieciséis canciones en vivo, tocadas en el Zenith de Paris en una noche del 22 de diciembre de 1992 ante 6, 500 personas” son los datos de este álbum, que figuran en la contraportada y nos resumen de qué trata este disco, que logra capturar  el gran sonido de la banda en plena gira Your Arsenal. Aunque las canciones son ejecutadas sin variaciones con respecto a sus versiones de estudio, estas irradian más energía y en algunos casos mayor agresividad y acidez, como el caótico feedback sonoro al termino de “National Front Disco”, o los parajes siniestros y oscuros de la excelente “Jack The Ripper”.  El rockabilly sigue presente en temas como “The Loop” o “Sister I’m Poet”. El álbum también es un testimonio de un Morrissey totalmente efusivo, como en “Suedehead” pero es con “We Hate It When Our Friends Become Successful” con la que la banda exhibe todo su potencial y cierra el concierto de manera memorable.  
VAUXHALL AND I (1994)
La muerte que deseo a otros, le llegó a la gente de su entorno como a su representante Nigel Thomas, su director de videoclips, Tim Broad, y su productor, Mick Ronson, esto sin duda terminó afectando a Morrissey. Así que el ambiente se mostraba propicio para que el compositor diera rienda suelta a sus nostálgicas liricas, y esto se refleje al crear un álbum introspectivo, calmado  y emotivo. Desde el saque la hermosa “Now My Hurt Is Full” golpea nuestro corazón. Sigue la oscuras cuerdas de “Spring-Heeled Jim”, en donde se utilizó diálogos sampleados del documental de 1958 We Are The Lambeth Boys, para luego dar paso a la estridencia festiva guitarrera de “Billy Budd”, una referencia al papel interpretado por Terence Stamp, el actor favorito de Morrissey. Estos tres temas le dan un arranque maravilloso al álbum.  
Steve Lillywhite (U2, Simple Minds) estuvo en la producción del álbum, dándole un sonido equilibrado al álbum, disminuyendo un tanto la energía de las guitarras exhibidas en Your Arsenal, pero a la vez logrando una mayor expresividad de los instrumentos, así como una textura sonora compacta, contribuyendo en la creación de una atmósfera de ensueño melancólico.   
Otras piezas destacables son la apacible “Hold On To Your Friend”, la irónica “The More You Ignore Me, The Closer I Get”, dedicada al ex Smith, el baterista Mike Joyce, quien había iniciado una demanda a Morrissey y Marr por supuestos beneficios no percibidos; la reflexiva “Used To Be A Sweet Boy” y el desesperanzador “Speedway” cuyo bullicioso clímax sonoro es verdaderamente delirante. Vauxhall And I es LA OBRA MAESTRA DE MORRISSEY , entre los mejores discos de la década de los noventas.    
WORLD OF MORRISSEY (1995)
Se trata del segundo recopilatorio de Morrissey, que no podríamos decir recoge sus “hits” sino una serie de singles, que se remontan desde la época  del Bona Drag hasta Vauhall And I, que en su conjunto  forman una buena compilación. Las tomas son idénticas a sus versiones originales, salvo los temas en vivo, aunque son extraídas del Beethoven Was Dead, también sin ninguna variación. La bella “Boxers” así como la triste y angustiante “Moonriver” son las principales atracciones de este álbum. La portada del álbum sería la única de toda la colección de Morrissey en donde no aparece su rostro, sino del boxeador Cornelius Carr. El video del tema “Boxers” sería una especie de homenaje del cantante hacia su deporte favorito.
SOUTHPAW GRAMMAR (1996)
Reedición del 2009
Para muchos Vauxhall And I había dejado la valla muy alta, y así fue, Southpaw Grammar  (un término pugilístico) no salió bien librado de las críticas de la prensa ni la de los fans. En este álbum se intenta experimentar con distorsiones de guitarra, ritmos marciales, violines, solos de percusión y dos extensas canciones de 10 minutos. ¿Se estaba acabando la magia? El álbum no era malo, pero es que nos habíamos acostumbrado a recibir obras excelentes por parte del Mozz, que no podíamos aceptarle una que sea solo buena.
El álbum original estaba conformado por solo ocho canciones pero la reedición del 2009, que incluye 4 temas inéditos y en donde las canciones fueron colocadas en el orden que Morrissey hubiera querido que salga el álbum, la favorecen notablemente, dándole unos puntos más a favor al disco. 
Southpaw Grammar  muestra  a Morrissey y su banda experimentando con prolongadas piezas sonoras, siendo la más destacada “The Teachers Are Afraid Of The Pupil” por ser una gran muestra de esa exploración sonora, arrojando un tema oscuro, misterioso y de gran dramatismo, creado por los sets de cuerdas sinfónicas y eléctricas, y hasta capas de corroído feedback. Entre las canciones convencionales de la música hecha por Mozz y cía. Destacan las “poperas”  “Reader Meet Author”, “Boy Racer” y “Dagenham Dave”. De las incluidas recientemente resalta “Nobody Love Us”. Southpaw Grammar  reeditado realmente vale la pena.
MALADJUSTED   (1997)
Reedición del 2009
Esperado por aquella época con devoción por sus fans, el tema que inicia y da título al álbum, siembra cierta expectativa de que estaremos a puertas de escuchar la maduración de la exploración sonora propuesta en algunas canciones de su anterior trabajo o “Ambitious Outsiders” con sus recargados arreglos de cámara e instrumentación, sin embargo ese sentimiento se iría diluyendo con el pasar de los temas para encontrar una joya llamada “Alma Matters” y un grupo de canciones que evocan al Mozz de siempre, melodramático e irónico.
“Alma Matters” significó la confirmación de que el talento creativo de Morrissey seguía intacto y que éste nunca se apagaría. El tema es realmente emotivo y conmovedor, recuerdo que en su época me deleitaba escuchándolo una y otra vez, y bailándolo en la soledad de mi cuarto. Sin duda, otro clásico de Morrissey.  
Las acogedoras “Ammunition”, “Wide To Receive”, “He Cried” son otros buenos temas que exhibe Maladjusted. Para la reedición del 2009 se incluyeron algunos b-sides e inéditos y se sacaron de la lista otros, como “Papa Jack” o “Roy’s Keen”, canción que no funcionó como segundo single del álbum. Nuevamente la edición respectiva estuvo a cargo del propio Morrissey. Entre las novedades destaca la triste belleza de “This Is Not Your Country”, y el booklet redactado por propio Mozz.
Antes de terminar de comentar este álbum no podía dejar de mencionar “Sorrow Will Come In The End”, en donde Morrissey desfoga toda su rabia contra el fallo judicial a favor del ex baterista de Smiths, Mike Joyce quien recibió más de un millón de libras esterlinas, y la irónica “Satan Rejected My Soul” (“Satanás rechazó mi alma/conoce a los de mi clase/ él sabe que el cielo no parece ser mi hogar/ y debo encontrar otro lugar donde ir”).       
VIDEOGRAFÍA
Reedición 2004
HULMERIST/THE MALADY LINGERS ON (2004). Esta edición limitada especial compuesta de dos dvd fue lanzada el 2004, y es una versión mejorada tanto en audio como en imagen de esos videos, que registran los primeros años de Morrissey.
En Hulmerist se puede apreciar los videos de todos los singles contenidos tanto en Viva Hate como en Bona Drag (“The Last Of Famous International Playboys”, “Everyday Is Like Sunday”, “Interesting Drug”, “Suedehead”, “Ouija Board, Ouija Board” y “November Spawned A Monster”)  y  una toma en vivo del corte rockabilly “Sister I´m A Poet”, que sirve de testimonio para mostrar la eufórica devoción de los fans durante los conciertos del Mozz, de la misma forma que lo son, los fragmentos colocados entre cada uno de los videos. Mientras que en The Malady  Lingers  On  se aprecian los videos de los singles pertenecientes entre la época de los álbumes Kill Uncle y Your Arsenal (“Glamorous Glue”, “Certain People I Know”, “Tomorrow”, “We Hate It When Our Friends Become Successful”, “My Love Life”, “You’re The One For Me, Fatty”, “Sing Your Life” y “Pregnant For The Last Time”). Ambos films fueron dirigidos por el desaparecido director Tim Broad.
LIVE IN DALLAS (1992/2000).Grabado el 17 de junio de 1991, ante una audiencia de 11 mil personas durante la gira Kill Uncle, muestra a la banda ya con Booz Borer, Alan Whyte y Gary Day en su formación. Aunque no podemos decir que la calidad de la imagen ni del audio, es más ni de las tomas, son de la más óptimas, es sin embargo un nuevo testigo de la devoción religiosa de los fans de Morrissey, quienes animados por él, suben al escenario para llenarlo de besos y abrazos, situación que conforme va llegando hacia el final del concierto, termina con los eufóricos seguidores apoderándose del escenario durante el tema de cierre, “Everyday Is Like Sunday” y un desaparecido Morrissey en medio del alboroto.  Otro momento peculiar de la filmación ocurre cuando está por terminar la ejecución de “That’s Entertainment” el guitarrista Boz Boorer emprende toda su furia contra su guitarra, estrellándola contra el piso hasta destrozarla por completo. La versión original fue lanzada en formato VHS, mientras que la reedición en dvd salió en el 2000.
INTRODUCING MORRISSEY  es otro filme en concierto que muestra a la banda en uno de sus mejores momentos durante la gira Boxers, y es, aunque parezca cansado repetirlo, otro valioso registro de la muestra del cariño y religiosidad de los fans hacia su ídolo, que realizan toda una peregrinación desde su ubicación hasta el “altar” de escenario con el propósito de alcanzarlo para abrazarlo, besarlo o simplemente darle la mano, como si la “divinidad” del artista hará el milagro de sanarlos o aliviarlos de su soledad. El concierto está plagado de los diferentes singles de sus dos mejores álbumes Your Arsenal y  Vauxhall And I, y otros contenidos en su recopilatorio World Of Morrissey. De todos sus videos en vivo, me animo a decir que este es el que posee mejor setlist. Es una lástima que este concierto solo haya visto la luz en formato de VHS, y que aparentemente no existe intención de sacarlo en dvd o blu-ray.
COLOFÓN 1988-1997.  
Este oncenio musical de Morrissey significó el mejor de toda su carrera con tres fabulosos álbumes, Viva Hate y otros dos en niveles superlativos de calidad, Your Arsenal y Vauxhall And I, así como una colección de singles que nos acompañará toda la vida. “Y es que Morrissey ha sabido reconocer e interpretar a cabalidad las dudas, los miedos y las angustias ya no sólo de la generación de los ochentas sino de los adolescentes en general; dudas, miedos y angustias que, por lo demás, la mayoría de adultos seguimos arrastrando ya de ‘adultos’. De ese modo Morrissey le ha enseñado a mucha gente a no sentirse mal por ser diferentes y, más aún, a encontrar en ello un motivo de orgullo. No es casual, pues que su público permanezca siempre joven, permitiéndole así realizar- a través de su audiencia- el sueño de su amado Dorian Gray”, Pedro Cornejo (Idem).      
Tras el éxito vivido durante un poco más de una década, el ídolo emprendería la retirada musical por algunos años, refugiándose a L.A. y a sus fans dejándonos en la incertidumbre sobre su futuro, pero esa silenciosa temporada sería quebrantada con un espectacular retorno que formará parte de la segunda y última entrega sobre el gran Morrissey. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario