martes, 7 de noviembre de 2017

MENTE & LOS MANUSCRITOS: ENTRE LOS ALIAS Y EL RUIDO-Reseña

UNA DE TUS VIDAS PRESTADAS
MENTE & LOS MANUSCRITOS
(2017)
Los alias, álter egos, “A.K.A.” o seudónimos son parte de la cultura rock, y la escena arequipeña no ha sido esquiva a este detalle, es así que Herber Paredes (Hombre del Espacio), asume una nueva identidad para presentarnos otro proyecto solista, paralelo a Vida En Marte, Mente & Los Manuscritos. Desde hace un tiempo el músico se hace llamar Mente Paredes, y para este nuevo acto sonoro, actúa bajo el nombre de Raúl Armas y su banda ficticia, siendo el compositor de la obra y ejecutor de la mayoría de instrumentos que la musicaliza.   
Paredes, ya había lanzado en septiembre de este año, un single EP, “Nietos Cósmicos”, como Vida En Marte (no te has mareado con tanto “alias” del músico, ¿no?) previo a este disco que, a decir de su autor, sirve como material de transición, para lo que vendrá en sus próximas apariciones discográficas como Vida En Marte. Aunque la estética lo-fi, precariedad sonora (para grabar, no sabemos si adrede o escases de recursos) y ese ruidismo electroacústico, tan característico en su música, permanece inalterable.  
La acústica rustica de “La Muerte de los Suburbios”, cuyo audio pareciera grabado directo a una radiograbadora, abre el disco, seguido por las guitarras “indies” de “Múltiples Paraísos”. Los reverberantes punteos de “Juguetes en Exposición”, crean una lúgubre ambientación, en medio de amargas liricas. Mientras que toscos riffs se alternan con agudas saturaciones en “Día 12”.
La ruidosa dinámica de “Ciudades del Futuro”, acelera el ritmo del disco, enlazándose con estrepitoso ruidismo y diluyéndose para dar paso a la reflexiva “Premio al Primero que se Autodestruya”, cantada casi sin compañía musical, más que de golpes secos de un objeto que solo Paredes sabrá qué es.  Continua la lánguida “Mantente despierto Antes del Rapto”. También hay otras piezas inconexas como “Construyendo Caminos”, que recién sobre su final adquiere forma. En la instrumental “Una banda llamada Moon”, las influencias Sonic Youth de Paredes saltan a la vista, el ruido empoderado por acoples, feedbacks, distorsiones y todo aquello que resulte ensordecedor, se unen en el efectivo cierre “Universo, Mente de Inspiración”. 
Mente Paredes, Raúl Armas para la ocasión, a través de sus diez piezas de corta duración, nos sigue mostrando esa pasión por la experimentación con el ruido, combinando cuerdas acústicas con otras corrosivas, si bien no todos sus intentos y ensayos concluyen de la manera más óptima (pues algunos son de data antigua), sí nos manifiesta la intensidad del músico con explorar con el sonido y perseverar por la senda del DIY, y como nos manifestó, este trabajo es producto de sus ganas por simplemente divertirse.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario