martes, 15 de enero de 2013

DOCUMENT NO FUE SOLO “THE ONE I LOVE”

R.E.M. 
DOCUMENT
25TH ANNIVERSARY EDITION
Capitol Records. 2012 
Cuando viví en Virú, Trujillo sirviendo en una misión para La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, al costado del cuarto que alquilábamos con mi compañero, había un pampón que se utilizaba para las fiestas de fin de semana.  Cada sábado esos “equipos de pollada” que sonaban mal pero poseían una potencia ensordecedora para perturbar mi sueño, se encargaban de repetir religiosamente una canción en todos los bailes, “The One I Love”, nadie sabía quiénes eran R.E.M pero conocían la mencionada canción. Algo parecido sucedió en el mundo cuando salió Document hace 25 años y su single se hizo más famoso que la banda que lo concibió.
El 1 de septiembre de 1987, Document  el quinto álbum de la banda americana R.E.M. fue el que los catapultó a la fama todo gracias a su tema “The One I Love”. Celebrando “las bodas de plata” de la aparición de este disco, el año pasado se lanzó su respectiva reedición. Esta reseña relata brevemente el entorno que vivió la banda antes, durante y tras la salida de Document  y espera demostrar que Document no es tan solo “The One I Love”.
DOCUMENT: REGISTRANDO A LA ADMINISTRACIÓN REAGAN
Reagan con un polo que expresaba sus ideas
Mientras los ciudadanos americanos vivían adormecidos al experimentar las bondades de un sistema económico que comenzada a otorgarles un mejor estilo de vida (algo parecido a lo que está ocurriendo en nuestro país), la administración Reagan  hacía de las suyas. 
La insensatez de Reagan se ponía de manifiesto en proyectos de carrera armamentista como “Star Wars”, prolongando un poco más el periodo de “la guerra fría, en su indiferencia o hacerse de la vista gorda ante la venta ilegal de armas que sus oficiales le hacían a Irán, en el apoyo financiero a tropas rebeldes derechistas conocidos como la “contra” que buscaban derrocar al electo presidente de Nicaragua de ese entonces, el sandinista Daniel Ortega y otros escándalos de corrupción oficial, a los que instituciones como el congreso apañaba y más bien servía como ente que se prestó para fabricar  “cortinas de humo”. Durante esta época el congreso de los Estados Unidos malgastaba su tiempo realizando “cacerías de brujas” contra los músicos rock-pop, algunos artistas eran señalados y censurados por los senadores por la supuesta “suciedad” de las letras de sus canciones. En un acto de hipocresía ante la inmoralidad expuesta por el gobierno americano y sus intromisiones imperialista en otros países, se quería pues “tapar el sol con un dedo” a punta de “cucufatería”.
Peter Buck, guitarrista de la banda, al recordar esos años dijo: “todo lo que tenías que hacer era encender el televisor…y estabas inundado con completas mentiras de la gente que supuestamente estaba a cargo de hacer marchar al país”
El bajista de la banda Mike Mills refiriéndose a la concepción del álbum y su relación con la visión que  tenían con respecto al gobierno de Reagan manifestó: “Queríamos intentar ser más potentes, sonar más fuerte, queríamos incorporar algunas de las cosas que habíamos aprendido al estar de gira. Cuando a eso,  le añades  la rabia que teníamos hacia el  gobierno de los Estados Unidos de esa época – estábamos enfadados como cualquier ciudadano decente debería estarlo- da como resultado lo que registramos”.
Expuesto estos antecedentes no es raro pues que el álbum se inicie con un llamado de la banda al oyente a sacudirse del adormecimiento “The time to rise/ has been engaged…”  en “Finest Worksong”.  Se muestra indignación y condena a los actos ilegales de intervención de los EEUU en naciones extranjeras en “Welcome To The Occupation”. Preocupación ante el resurgimiento de la extrema derecha americana en  Exhuming McCarthy”, y burla hacia las ridículas políticas de Washington en “Disturbance At The Heron House”.  
La intención de R.E.M. era pues muy clara registrar o mejor dicho documentar su ingreso a una nueva etapa musical pero acompañada de sus sentimientos y pensamientos contra la administración Reagan, sacar al fresco la mentira que significaba la ética en la política americana y  sus relaciones externas y si se podía cambiar en algo el mundo.
LITT SCOTT: SINGLES & ALBUMS MAKER
Litt Scott productor de 6 álbumes de R.E.M
El productor musical Litt Scott sabía lo que era tener un hit, había alcanzado la cima produciendo “Walking On Sunshine” de Katrina And The Waves, y al ser convocado para producir Document tenía confianza en volver a repetir el plato. Cuando “The One I Love” alcanzó el N°9 en el chart de Billboard, no le sorprendió en lo más mínimo el lugar ocupado por la canción. Litt ha manifestado que se trabajó mucho en esa canción y que se intentaron diferentes maneras de mejorarla pues sabía que se trataba de una gran canción.
Scott recuerda: “siempre quise ayudar a crear una canción que compitiera con Whitney Houston, que estuviera en la cima, sabía que ‘The One I Love’ tenía todo lo necesario para estar allí”. El vaticinio del productor se cumplió y “The One I Love” se colocó junto a la Houston en la cúspide de los charts, en la primera semana de diciembre de 1987. Simultáneamente la revista Rolling Stone proclama a R.E.M como “la mejor banda americana de rock’n’roll”. Michael Stipe dijo al mencionado magazine musical “No puedo creer que estemos arriba junto a Springsteen y otros más”.
A partir de Document,  Litt Scott trabajaría en los siguientes álbumes de la banda hasta New Adventures In Hi-Fi, y tendrían otros hits en la cima de los charts como “Losing My Religion”, “Shiny Happy People” y “Everybody Hurts”. “Cada álbum fue diferente, pues lo hacíamos divertido y fascinante…pero estos no podríamos haberlos hecho sin Document” señala Scott. Sin duda el productor sería uno de los principales artífices en la consecución de las mejores canciones y discos de la banda, pero siempre respetando la identidad de la misma.
PAGE+LEAF= DOCUMENT
Recordemos que en 1987, los formatos predominantes eran los LP’s y los casetes, y las grabaciones se presentaban en Lado “A” y Lado “B”, así que para Document  se le asignó un título a cada cara, a la primera se le denominó “Page” y la otra “Leaf”. En el tracklist de la edición de aniversario se muestra la mencionada división. En la asignación de éstas se tenía clara las ideas que se querían expresar en cada lado, pues el primero nos muestra uno apocalíptico, un mundo en colapso con temas como  “Finest Worksong”, “Welcome To The Ocupation”, “Exhuming  McCarthy”, “Disturbance At The Heron House”, “Strange” (un cover de Wire) en donde ya lo comentamos se da un panorama de pesimismo y caos hacia el gobierno americano y  que culmina con unos espectaculares redobles de batería de Bill Berry anunciando “It´s The End Of The World As We Know It (And I Feel Fine)” terminando parodiando la confusa situación, una pieza para bailarla sin importar en lo más mínimo el “no futuro” al que se enfrenta.  Aunque también hay ciertas gotas de esperanza como en “Finest Worksong” y su preciso llamado al esfuerzo mental y construcción del país, además que musicalmente presenta un ritmo propulsor de bajo y unas letras para ser coreadas por las masas. Desde el saque este disco te engancha no en vano para muchos Page es considerado como uno de los mejores lados “A” de la era del vinilo.
El lado “B” denominado “Leaf” se abre con un tema que marcaría un antes y después en la historia de R.E.M y sería unas de las canciones de amor más bailadas y coreadas de la historia del rock que no es precisamente una canción de amor, “The One I Love”.  En este lado el espacio para la política es dejado atrás para dar paso a la experimentación musical y los pajaritos pasan a ser los personajes principales de las canciones como en “Lightnin’ Hopkins” y “King of Birds”. “Fireplace” es una combinación expresiva de cuerdas en progresión y saxo.  “Lightnin’ Hopkins” tiene un toque funk y en donde otra vez el saxo está presente, mientras que “King of Birds”  irradia una luminosa calma, finalmente un horripilante relato religioso  acompañado por un tormentoso feedback, filoso bajo y la siniestra voz de Stipe repitiendo “firehouse” en “Oddfellows Local 151” dan fin a Document, hasta aquí uno de los mejores álbumes de los ochentas.
DOCUMENT: WE´RE FAMOUS (AND WE FEEL FINE)
Imagen del póster que viene en la deluxe edition
Document era el quinto y el último álbum que la banda sacaba con el sello I.R.S. A pesar de la excelente calidad musical que exhibían sus anteriores producciones, su música era prácticamente ignorada por las masas consumidoras de showbusiness y R.E.M solo era una banda parte del circuito underground. La situación se tornó totalmente opuesta con la salida de Document, pues su incomprendida canción  “The One I Love” se volvió en un rotundo éxito que se apoderó de fiestas, bodas y por supuesto de los rankings musicales.
R.E.M pasó de hacer giras tocando  en pubs, clubes y pequeños auditorios a presentarse en arenas y posteriormente  estadios. Experimentaron sensaciones desconocidas hasta ese entonces por ellos como el  saber que las entradas a sus conciertos se agotaban con anticipación, que tenían que presentarse en Radio o MTV.
Quizás  el álbum no sea reconocido como uno de los mejores de la banda pero sí fue el que marcó para muchos de sus fans el punto de partida del inicio de su devoción hacia R.E.M., a pesar del contenido político que poseía muchas de las canciones o quizás ese mensaje tan claro y directo también haya sido el que los cautivaría. Para el grupo significó un giro tanto musical como lirico, salir de la oscuridad a la luz, pero con integridad y sin concesiones. R.E.M sonaba mejor que nunca y Michael Stipe asumía mejor su posición de frotman de la banda.  En los años siguientes, la fama no los marearía ni alejaría del sendero que ellos tenían trazado.
Document fue el álbum que se inmoló como la piedra angular sobre la cual se edificaría la posterior obra musical de R.E.M   y saldrían otros maravillosos álbumes como “Out Of Time” o “Automatic For The People”. 
25th ANNIVERSARY DELUXE EDITION: ¿QUÉ HAY DE NUEVO?
Document 25th anniversary completa la serie de reediciones de todos los álbumes que R.E.M lanzó con el sello I.R.S. Me gustaría decir que en la misma uno podrá encontrar  rarezas, demos u out-takes y otros materiales extras como las que sí contienen las reediciones de sus anteriores producciones con I.R.S. pero no es así, solo nos tenemos que contentar con un set de dos discos que incluyen la versión original de Document  y una presentación en concierto, ofrecida en Ultrecht, Holanda, el 14 de septiembre de 1987, tan solo dos semanas después de lanzado el álbum e iniciando su “Work Tour”. Ahora el concierto no está completo, pues se han quitado cinco temas, como así lo confirman otras ediciones del mismo concierto que circulan en la red. A pesar de esto, el disco en vivo es una excelente muestra de la potencia que la banda había alcanzado en sus presentaciones en directo y la empatía lograda con su público que recibe con  júbilo cada uno de sus temas. Además de  servir para escuchar la contundencia de la batería de Bill Berry y los creativos acompañamientos vocales del bajista Mike Mills.
Esta Deluxe Edition es presentada en un sólido  atractivo “cofre” de cartón,  cada disco viene con su respectivo sobre de cartulina y un booklet, acompañados de un gigantesco póster de la banda y una foto postal de cada integrante de la misma.
En el balance final una edición que se hace obligatoria para todo amante y fan de R.E.M y del buen rock, pues Document sigue siendo un disco por demás histórico.


 





No hay comentarios:

Publicar un comentario