viernes, 30 de octubre de 2015

PULP: “SOLO QUEREMOS TENER EL DERECHO A SER DIFERENTES” -20 AÑOS DE DIFFERENT CLASS

DIFFERENT CLASS
PULP
ISLAND RECORDS (1995)
Definitivamente el gran triunfador por la pugna mediática creada por la prensa británica entre Blur y Oasis por la asunción al trono del  “britpop” durante los 90 fue PULP con su majestuoso Different Class, que tuvo en “Common People” uno de los himnos de la época, y erigió la figura de Jarvis Cocker como el divo del underground inglés, dejando al desfachatado  Damon Albarn y al belicoso Liam Gallagher  muy atrás. Han pasado dos décadas desde su lanzamiento y su sonido sigue sonando de vanguardia.
¿Cómo llegué a este inigualable disco? Siendo mediados del 96, era pre-internet, cuando todavía te enterabas de novedades musicales con cierto retraso, ya sea por Galerías Brasil, Colmena, Quilca, Radio Doble 9, Canal 33UHF o algún generoso pariente que viviera en el extranjero te mandará discos,   esto último es lo que exactamente ocurrió, llegando a mis manos un significativo regalo de una prima que radica en Estados Unidos y que vino de visita, era Different Class el último álbum de Pulp, de quienes había escuchado “Babies” y observado su video, llamando mi atención por su versátil propuesta respecto al resto de lo que provenía de UK por aquel entonces y que resultaba más mediático (Radiohead, Blur, Oasis,etc.). Su artística portada y fotos de interiores me cautivaron, sobre todo el ver los moldes acartonados de sus integrantes en blanco y negro contrastando con el color de las imágenes de las tomas de la vida cotidiana de la urbe británica. 
Creo que fue por la tarde luego de retornar de la universidad cuando decidí darle el “play” al CD y allí comenzó mi idilio con los de Sheffield, pues en “una” me enamoré de “Miss-Shapes”, sus ritmos de hipnóticos crescendos de teclados y cuerdas que sucumbían ante galácticas distorsiones que te hacían sentir la sensación de estar flotando o siendo impulsado al espacio, ¡qué genialidad! Ideal para ensayar el baile desenfrenado solo siguiendo los impulsos del cuerpo producidos por su delirante música. Luego los sonidos somníferos de “Pencil Skirt”, llevándonos con cierto letargo pero en permanente ascenso hacia una amalgama de sonoridades alucinógenas por donde nuestros sentidos son transportados de una sensación a otra, listos para ser devorados por la espacial y sofisticada “Common People”, nuevamente cautivándonos con sus sonidos in crescendo, atmosféricos y futuristas liderados por Teclados, sintetizadores y distorsiones, el éxtasis y el sentir ser conducido por parajes inexplorados no pudo ser más perfecto tras escuchar esta obra maestra, Different Class se había convertido en uno de mis favoritos de todos los tiempos. “I Spy” con sus tonalidades misteriosas y siniestras abriendo paso para el melodrama no se quedaba atrás.
“Disco 2000” con su pegajoso, distorsionado y glamoroso riff de guitarra, contándonos la historia de un chico que espera con ansias encontrarse en el futuro con un amor platónico, era una ineludible invitación al baile. La balaba pop en clave retro de “Live Bed Show”, era realmente cautivante, de la misma forma lo hizo “Something Changed”, aunque de sonidos algo más orquestales y sinfónicos. El eclecticismo bizarro de “Sorted For E’s & Wizz” era auténtico, sonando como nadie en el mundo de aquellos años, las siniestras y brumosas atmosferas de “F.E.E.L.I.N.G.C.A.L.L.E.D.L.O.V.E.” resultan adictivas para luego sacudirnos con sus portentosas percusiones y alucinantes guitarras y sintetizadores, la emoción que embargaba el disfrutar de “Underwear”, la sensualidad de “Monday Morning” y la añoranza que irradia “Bar Italia”, resultaban todo un viaje sónico por territorios desconocidos, de los que uno experimenta cuando descubre que está ante una obra de arte. Estaba ante el  mejor disco del denominado “brit-pop” noventero.       
LA HISTORIA DE UNA CLASE DIFERENTE
Inspirado en la confesión de una estudiante de origen griego que estudiaba escultura en la exclusiva universidad de Saint Martin de Londres, de querer “vivir como la gente normal”, Jarvis Cocker concibe “Common People”, poco antes de presentarse en el Reading Festival del verano de 1994,  donde el tema fue recibido espectacularmente, y ante tremenda recepción, los Pulp sintieron que tenían un hit en sus manos. Sabiendo esto, reclutan al productor Chris Thomas (Sex Pistols, Roxy Music)  para que les ayude a lograr el potencial musical que esperaban. En la navidad de ese año terminan “Common People” y su lado b “Underwear”, en Town House Studios de Londres. A toda la banda le gustó el resultado obtenido con Thomas, así que le pidieron que les produjera todo el álbum, pero había un pequeño inconveniente, no tenían más composiciones nuevas. Aun así ingresaron al estudio de grabación (Pottery Earehouse en Catcliffe) donde escribirían más temas.
En mayo de 1995 se lanzó el single “Common People”, resultando un éxito y despertando el interés de su sello Island Records por el resto del álbum, marcando el inicio de una vida hiperactiva para la banda, que llegó a ser desafiante, pues en diez años de carrera, su repercusión había sido muy pobre -se dice que su primer álbum, It (1983) apenas vendió 300 copias y sus sucesores no muchas más- gozando de una impávida vida artística.  
Por el mes de julio, Pulp graba un “demo” de todo su material, registrando un total de 12 composiciones, pero nuevamente surgieron los inconvenientes, ninguno tenía letra. Entonces Jarvis busca en una noche obtener inspiración, sentándose en la cocina de su hermana acompañado de una botella de barato brandy español y escribir las liricas, para la mañana tenía 10 y las dos restantes las terminaría en el estudio. El vocalista recuerda que el casete conteniendo aquellas sesiones, fechaba 13 de junio de 1995, figurando en la lista “Sorted For E’s & Wizz”, que posteriormente serían presentadas en el Festival de Glastonbury. Todo se había confabulado para lanzar a Pulp hacia el estrellato pop.
COMMON PEOPLE
En entrevista a la revista Q en 1996, Jarvis Cocker explicaba que la letra de su exitoso tema relata la historia de un hombre de clase obrera que conoce a una estudiante de arte de clase alta, cuya idea de glamour incluye deambular por el East End de Londres (zona de suburbios). “Aquella especie de condescendiente voyeurismo social parecía flotar en el ambiente; la idea de que hay algo glamuroso en la vida  de barrio, en la renta baja”. Un año antes Noel Gallagher había declarado “’Comon People’ debería haberse convertido en número uno. La letra era desternillante”.

Different Class significó una especie de “revolución” de la clase trabajadora inglesa, sus temas plasmaron sus ideales, vivencias y carencias, en donde Cocker se convirtió en su vocero, a través de los personajes de sus canciones representándolos con singular teatralidad sobre el escenario (observa su actuación y monólogos en el dvd “Ultimate Live”, el concierto en la London Brixton Academy, 21 December 1995,  y lo verás). Su música dominada por la euforia convirtió a cada una de las doce piezas que componen el álbum, en sendos himnos. Jarvis había logrado encarnar la revelación que experimentó en un club al que solía frecuentar, tras reflexionar que pertenecía a una clase diferente.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario