martes, 13 de enero de 2015

LOS 50 MEJORES DISCOS MUNDANOS DEL 2014 - Episodio 3 (29-21)

Lamento decirlo pero si no has encontrado hasta ahora ningún disco de Morrissey o Jack White es porque no estarán tampoco dentro de los 20 primeros. Dejamos a un lado los sentimentalismos. 
29
http://open.spotify.com/album/5SzhltQSSi1HUMi5cveZIZ
EVERYDAY ROBOTS
DAMON ALBARN
WARNER BROS.
Desde la portada de su nuevo disco, Damon Albarn  (Blur, Gorillaz) quiere reflejarnos un ambiente de soledad, pues la temática del álbum gira alrededor de su visión crítica  de lo que se ha convertido el hombre moderno, sometido a la tecnología y cada vez menos humano, menos libre, de ahí la inclusión de la palabra Robots en el título y el que Albarn interprete tendenciosamente algunos con cierta apatía, desenfado y nostalgia, apelando también a una instrumentación básica con uno que otro retoque electrónico o set de cuerdas, obteniendo como resultado un sonido minimalista aunque hacia la mitad del disco, éste se vuelve  un poco más atmosférico y denso, y por momentos experimental. Aquí no hay melodías festivas, Everyday Robots es sencillo y auténtico.          
28
EAGULLS
http://open.spotify.com/album/63gUJqWKl7toQcFFSUuAfu
EAGULLS
Partisans Records
Uno de los mejores álbumes debut del 2014, se podría decir que la banda de Leeds logra juntar con perfección sonoridades garage, post-punk e indie rock, donde adrenalínicos ritmos se suceden uno tras otro sin pausa, resaltando además el desaforado, angustiante y desesperanzador canto de su vocalista George Mitchell  que resulta fascinante, destacando “Possessed”, todo un nostálgico himno post-punk, de sideral e hipnótica guitarra, el galopante bajo de “Footsteps” que nos conducirá hacia gloriosos estallidos guitarreros, o el delirante ruidismo de “Soulless Youth”. Esperamos que las siguientes entregas de la banda confirmen su  prometedor futuro.  
27
ATLAS
REAL STATE
DOMINO
http://open.spotify.com/album/7lAYJiypiPbCDvjKOBX1TV
Acogedores paisajes otoñales son los que nos remite el escuchar la apacible música del tercer álbum de esta banda norteamericana, cuya guitarra nos dibuja aquellos lugares ideales para el solaz en medio de los dilemas de la vida, al mejor estilo The Smiths, The Durriti Column o The Ocean Blue que se percibe desde los primeros segundos de “Had To Hear”.
Atlas es un álbum que a pesar de tratarse de música muy sencilla, hecha con instrumentación básica y unas voces que suenan correctas,  logra calar hondamente, consiguiendo irradiar cierta luminosidad a pesar de los pasajes brumosos que merodean entre los temas, destacando la cautivadora nostalgia de “Talking Backwards”, el hipnótico efecto de guitarra en la instrumental “April’s Song”, los ensoñadores acordes de “The Bend”, el pop atemporal e infinito de “Crime”, los magistrales punteos de “Primitive”, el sonido espectral de “How Might I Live”, el ensayo de americana en “horizon” y la suavidad de las cuerdas en “Navigator” que pone un excelente cierre para este buen disco, caracterizado por el sosiego y la calma que anhelamos se convierta interminable. 
26
BURN YOUR FIRE FOR NO WITNESS 
ANGEL OLSEN
Jagjaguwar
http://open.spotify.com/album/0xvDtkNKJiLclVbjLvovFU
La artista folk rock tras su intrascendente Half Away Home (2012), está vez se repone del bajón para ofrecernos no un folk minimalista sino con una instrumentación más eléctrica y sucia, rockera, como en las deformadas vocales de “Unfucktheworld”, una especie de turbia canción de cuna, la pegajosa y frenética  marcha noise de  “Forgiven/Forgotten”, las distorsiones y reverberaciones de “Hi-Five”, nos hace sentir que es cuando la Olsen rasga su guitarra con mayor energía, está entregando los mejores momentos del disco. La lánguida “White Fire” cuyas atmósferas sonoras suenan espectrales y depresivas, se convierte también en otra pieza grandiosa del plástico.
Angel Olsen combina a lo largo de su disco, carisma, crudeza, elegancia, delicadeza y rudeza con singular majestusidad, teniendo como cororalio “High & Wild”, así como también mostrarnos un sonido descarnado y visceral en “Stars” y “Lights Out”, interpretadas de manera dolorosa, y aún cuando la artista reduce la rabia para acariciarnos los oídos como en “Lota” o llevarnos a mayores niveles de intensidad como en “Dance Slow Decade”. Mención a parte la hermosa voz de Olsen, lográndonos conducir al ensueño y delirio. De otro lado, “Enemy” se sale un poco del concepto musical del disco, al tratarse de una pieza desnuda, sin adornos, que contrasta con el resto de la obra, pero no por ello deja de embelesarnos por su fragilidad. Pero la alucinante “Windows” pone de nuevo las cosas en su sitio. Angel Olsen demuestra que nos es una indie-folk más del montón, sino una artista capaz de introducirse en nuestros corazones a través de sus desgarradores temas. Tan viscerales como bellos.     
25
http://open.spotify.com/album/6oRuinkJdTge4hpTuClEF8
SYRO
APHEX TWIN
Warp Records
A inicios de los 90s Richard D. James, Aphex Twin, concibió música electrónica adelantada a su época, de vanguardia, la que algunos bautizaron como IDM (Intelligent Dance Music), han pasado 13 años para que el músico nos entregue un nuevo trabajo, Syro, en donde no presenta nada innovador, sino lo que ya le conocemos, apelando a sus viejos sintetizadores en esta ocasión con mayores dosis de electro-funk, pero sonando como siempre adelantado a los demás, y es que la electrónica ensayada por este monstruo en los 90s le llevaba la delantera a varios músicos electrónicos del presente milenio, y eso es más que suficiente para mantener fieles a sus seguidores y conseguir nuevos adeptos.        
24
http://open.spotify.com/album/00Jd0W5qFMJ6C0Cedc9PXH
INTERNATIONAL 
LUST FOR YOUTH 
Sacred Bones
Refrescante, luminoso y melódico electro-pop de ritmos bailables el que nos entrega este trío con base en Dinamarca, por ahí algunos temas de oscura nostalgia como “Lungomare”, donde una fémina habla en italiano, pero ahí nomas nos botan otra vez a la pista de baile con la maquinal “Armida”. Pero Lust For Youth no solo emplea los sintetizadores sino también apela a las guitarras y bajo, para hipnotizarnos con su música, ahí está “After Touch” y sus reminiscencias Cocteau Twins. Quizás algunos podrán criticarle a este trabajo como poco innovador por su influencia synth pop de marcada tendencia ochentera, pero la agrupación ensaya un pop muy estilizado, elegante, realmente cautivador, llevándonos no solamente el cuerpo sino la mente a un viaje fascinante, su tema de cierre “International” así lo sentencia. 
23
http://open.spotify.com/album/33hTF9orLJd9ZD4lMeWQ2l
SEA WHEN ABSENT
A SUNNY DAY IN GLASGOW
Lefse Records
Por si acaso no es una banda escocesa, estos muchachos son de Fidadelfia, EE.UU. pero han "bebido" de la influencia de la música británica contemporánea para concebir su propio estilo, caracterizado por ofrecernos una amplia gama de instrumentación, logrando atraernos por sus impecables texturas sónicas (algunas veces saturadas) y  las hermosas voces angelicales de sus cantantes, por instantes yuxtaponiéndose, teniendo como aliado al noise-rock y shoegaze pero para trabajar melódicas, otorgando también espacio para el tránsito de sonoridades electrónicas. Un gran disco que nos transmite cierto ambiente épico, triunfal, de esplendor mucho en parte a su sonido grandilocuente.
22
BROTHERS AND SISTERS OF THE ETERNAL SON
DAMIEN JURADO
Secretly Canadian
http://open.spotify.com/album/3VBFx3el7Z0qAGXeIbFQSq
Quizás para algunos resulte desconocida su persona, pero el artista natural de Seattle lleva en la brega indie más de una década, ofreciéndonos grandiosas dosis de folk y americana de altísima calidad -sus últimos trabajos han recibido la bendición generalizada de la crítica especializada- y este álbum, el tercero que trabaja con el productor Richard Swift (The Shins, Stereolab) no es la excepción.  Poblado por hermosas, armoniosas e increíbles atmósferas sonoras que logran sacudir de nuestro subconsciente aquellas imágenes de oníricos parajes como en las delirantes “Silver Donna” y “Silver Malcom”, Damien Jurado cimenta su arte sobre la base de su guitarra acústica, logrando que el resto de instrumentos y ambientes sonoros fluyan de manera espontánea y que Brothers and Sisters Of The Eternal Son suene divino.
Progresivas cuerdas acústicas nos conducen por sectores fantasmales en “Magic Number”. El delicado canto de Jurado nos lleva a un trance psicodélico en medio de redobles de batería y delirantes teclados, coqueteos con la bossa nova y ambientaciones arabescas, en la grandiosa “Silver Timothy”. Una sucesiva marcha de reverberaciones, teclados, palmas, llevando en lo alto la voz de Jurado, vuelve a echar a andar nuestra imaginación en la alucinada “Return To Maraqopa”, un indicio de que este álbum se trata de una continuación de su predecesor- Maraqopa (2012).  Mientras que “Metallic Cloud” nos entrega mágicos momentos de melancólico sinfonismo, ubicándonos por instantes en el cielo, siguiendo con esas sonoridades orquestales, está “Jerico Road” que reproduce en nuestro cerebro imágenes de sombrío western film, que resulta embriagador.
Atmósferas espaciales, delicadas percusiones, delirantes teclados, fantasmagóricas voces, y toda esa intensa instrumentación desplegada en la mayoría de temas, logran hipnotizarnos y envolvernos gracias a su surrealista sonido y aún en las minimalistas “Silver Katherine” y “Silver Joy”, Jurado consigue mantenernos cautivos a su sonido. Para terminar, Jurado nos saca un poco de cuadro, con la “popera” y pegajosa “Suns In Our Mind”. Si el año pasado el gran Bill Callahan nos entregó lo mejor del  folk, con su maravilloso Dream River , definitivamente este año Damien Jurado  lo hace con su estupendo  Brothers And Sisters Of The Eternal.
21
TOO BRIGHT
PERFUME GENIUS
Matador Records
http://open.spotify.com/album/28FxHb9OJRzAch4DwUUsaT
Cautivadoras melodías, elaboradas con finura y gran afán por enternecernos el alma, teniendo al piano y los sintetizadores como figura principal, e interpretar canciones en clave soul (por lo menos en la mayoría de ellas) y ensayar falsetes tratando de conmovernos el corazón con sus íntimos ambientes son las armas que utiliza Mike Hadreas, líder del proyecto Perfume Genius para atraparnos sin soltarnos ni un solo momento con Too Bright. Resultando imposible no dejarnos envolver por ese magistral remolino sonoro que significa “Queen”, volando nuestros sentidos hacia parajes surrealistas. Aunque no todo son pasajes “bonitos” en este disco, la experimentación ruidosa de “My Body” es un punto aparte del resto de la obra (siniestra y perturbadora ambientación la que se mandan). La tensa electrónica de “Grid” se convierte en otro ápice, cuyos gritos de cantantes góspel resultan psicóticos o las atmósferas misteriosas de “I’m A Mother”. Impecable disco, que contó con la colaboración entre otros de Adrian Utley de Portishead, cuya estética música resulta avasalladora por su brillantez.         

Continuará, a ver si encuentras Interpol o Future Islands              

No hay comentarios:

Publicar un comentario