lunes, 11 de febrero de 2013

BEACH HOUSE: AFLORANDO LA NOSTALGIA



BEACH HOUSE
BLOOM
SUB-POP.20
Cuando Beach House alcanzó el reconocimiento general de la crítica musical  con su tercer álbum  Teen Dream, logrando ubicarse en los primeros puestos de los diferentes rankings de música independiente del 2010,  sabían que habían elevado “la valla” a una posición muy alta  y que la siguiente producción tendría el reto de superarla o por lo menos mantenerla en su mismo lugar. Bloom su último trabajo si bien solo ha logrado lo segundo, igual estamos ante un gran disco, quizás el mejor del 2012.
Caracterizados por sus ritmos lentos y  atmósferas etéreas, la obra musical de Beach House ha sido catalogada dentro del género “dream-pop” aunque también muestra ciertos destellos folks. Melancolía y nostalgia son los sentimientos que se evocan al escuchar sus melodías creadas a base de guitarra slide, teclados,  percusiones programadas y la voz de una cantante que recoge influencias de Nico y Siouxsie Sioux.
EL DÚO DINÁMICO
Alex Scally y Victoria Legrand
Conformado por Alex Scally  en la guitarra y los teclados y Victoria Legrand  en la voz y también teclados, Beach House iniciaron su proyecto cuando vivían en Baltimore, Maryland en el año 2004. ¿Por qué un dúo? "Es una manera de retarnos a nosotros mismos…" dice Victoria Legrand mientras que Alex Scally manifestó a la prensa: "una de las razones… es que se trata de una experiencia gratificante para mí,  con dos personas es mucho más fácil de lograr las cosas que se sienten emocionantes y nuevas."
Beach House se han valido de la web por medio de las descargas gratuitas y el iTunes para promocionar su música, obteniendo buenos resultados.  En el 2006 lanzaron su álbum epónimo Beach House que fue bien  recibido por la crítica especializada. Dos años después lanzarían Devotion, ambos álbumes bajo el sello Carpark  y su tercer trabajo  Teen Dream (2010) sería editado con el reconocido sello independiente SUB-POP, disco que los llevó a la cúspide de los charts y ser considerado como el mejor representante del “dream-pop”.
Portada de Teen Dream
Pero detengámonos en Teen Dream su obra maestra que fue grabada en una iglesia reconvertida en estudio de grabación y producida por Chris Coady quien había trabajado con otras bandas como Yeah Yeah Yeahs, Tv On Radio y Grizzly Bear. Alex Scally declaró que para Teen Dream  querían “resultar sofisticados, cosa que suena algo elitista, pero en gran medida fue así” mientras que Victoria Legrand dijo que el disco estaba conformado por sentimientos de  “inocencia…amor y congoja”. Con sencillos fraseos de guitarra, simples arreglos de teclados y una conmovedora voz, este álbum logró cautivar a sus oyentes. “Me gusta imaginar que la gente escucha el disco a todo volumen…” dijo Legrand al respecto. La revista New Musical Express declaró que el álbum “era un disco absolutamente mágico”.
Teen Dream con sus letras que mencionan amores que se van como en “It Can´t Be Gone” y “10 Mile Stereo”, ciertas atmósferas de vulnerabilidad en “Take Care” y embelesamiento en “Silver Soul” puso el punto de quiebre para Beach House. Con Teen Dream, el dúo logró exteriorizar todo su potencial dejándonos maravillados y preguntándonos si en el futuro podrían ir más allá.
BLOOM=NOSTALGIA
La carrera de Beach House está caracterizada por ir en ascenso y Bloom es un avance hacia esa dirección cuesta arriba. Han pulido diligentemente su obra para darle más brillo a todas las bondades que exhibían en su trabajo anterior, agregándole más calidez a su obra musical y dejando un poco su lado oscuro y lúgubre. Bajo su misma fórmula de guitarras pop, sencillos teclados e imponentes vocales, Bloom suena fantástico a pesar de su aparente repetición sonora. El estilo Beach House, consiste pues en explorar a través de su música paisajes sonoros de ensueño construidos con sonidos muy simples. Ante las críticas adversas que ha recibido Bloom de ser un disco similar a los anteriores y nada innovador Alex Scally ha dicho: “detestó cuando las bandas cambian entre un disco y otro…esa no es nuestra manera de trabajar”.
A diferencia de su anterior álbum para Bloom se ha trabajado bastante en los pequeños detalles, como los arreglos que aparecen de fondo en los diferentes temas del disco, que terminan embelleciendo cada uno de ellos.
Este cuarto álbum, lanzado en mayo pasado, debutó en el número siete en el Billboard y vendió 41 mil copias en su primera semana.  Bloom fue grabado durante siete semanas en los estudios Sonic Ranch en Tornillo, Texas. La banda escogió Texas al quedar cautivada con el lugar cuando descansaron allí durante su gira. Mientras que la mezcla se hizo en los estudios Electric Lady de New York. El disco contó nuevamente con la producción de Chris Coady.
Como es ya una costumbre con los trabajos de Beach House, el primer single “Myth” fue posteado en la website de la banda en marzo del 2012. Dos meses después colocaron el álbum completo, y en Junio lanzaron el video del single “Lazuli”.
"Abstracción de muchos sentimientos" eso es Bloom para Victoria
Victoria Legrand describió el título del álbum como una “abstracción de muchos sentimientos” y está en lo correcto pues contiene canciones que trasmiten diversos estados de ánimo como por ejemplo las emotivas hasta las lágrimas  “Myth”, “Wishes”  y “On The Sea”. Bloom nos hace florecer profundos sentimientos provenientes del rincón de nuestra intimidad, tras escuchar estas 10 intachables canciones. 
Bloom se inicia con “Myth” canción con la que no solo arranca el disco sino también las lágrimas, demasiada emotividad para el corazón es lo que irradia ese punteo de guitarra y la fantasmal voz de Victoria, una bellísima pieza que reposa su estética en su inquebrantable delicadeza, posee un encanto que esclaviza gracias a su hermosa melodía. “Wild” es una pieza épica sostenida en sus guitarras y percusiones en progresión y el canto desesperado de Victoria narrando sentimientos de aburrimiento adolescente y hogares rotos.  Con unos teclados que parecen reproducidos por una especie de “casiotone” resplandece “Lazuli” en donde los susurros y voces de Victoria estallan y estremecen hasta el éxtasis. “Other People” es solo un buen tema nada más, pero por algo Rolling Stone la habrá elegido N°19 del año 2012. En “The Hours” unos melódicos y sencillos acordes de guitarra nos comparten su luminosidad pop. El sonido de un añejo órgano que se intercala con una ligera percusión y punteos de guitarra se van combinando con la emotiva voz de Victoria en  “Troublemaker” logrando coqueteos con lo etéreo. En “New Year” teclados etéreos y angelicales voces se empalman para llevarnos a una atmósfera de ensueño plagada de sonidos “ambient”. Con unas ligeras percusiones de caja de ritmo, suaves líneas de teclados y guitarra y otra vez la emotiva voz de Victoria, los Beach House nos ofrecen una hermosa melodía que va ascendiendo en emociones conforme avanza el tema y que logra estallar con unas ráfagas de guitarra a lo Cure del Disintegration, “Wishes” es el nombre de esta belleza, la mejor del disco,  con  este tema suficiente para ser álbum del año,  es una canción para irrumpir en llanto pero vendrá más, pues esta pareja sonora  está dispuesta a hacernos experimentar mayores  sentimientos de melancolía, nostalgia y dolor con “On The Sea” en donde ese simple sonido de piano y esa guitarra que suena a mandolina nos logran conmover nuevamente hasta las lágrimas y ni que decir el hermoso canto de Victoria. Cierran el disco “Irene” con una guitarra que se muestra agresiva dando al tema cierta apariencia post-rock,  y un corte oculto  cuyos sonidos de teclados y cuerdas lánguidas y bizarras, además de  la entonación desencantada de Victoria ponen el broche de oro a esta maravillosa obra.
Bloom es sinónimo de nostalgia, su música tiene ese poder de sacar a flote nuestros sentimientos más íntimos.  Beach House lo ha logrado, ha producido  otra obra maestra. Aunque en el futuro quizás no logren sacar discos superiores a Teen Dream y Bloom, habrán hecho bastante con sacar álbumes de esa misma calidad musical. Los Beach  House han demostrado que pueden seguir siendo fieles a su estilo pero sin llegar a cansarnos sino al contrario, seguir maravillándonos con su obra sonora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario