miércoles, 20 de febrero de 2013

NEW ORDER: POWER, CORRUPTION & LIES 1983-1984 (Parte II)



Aunque los ex Joy Division ya habían renacido con el nombre de New Order, su reinvención musical se generó en 1981 mientras estaban en New York, y en sus visitas a clubs nocturnos se enamoraron de la música disco que se escuchaba en esos lugares, ese romance lo unieron a su bagaje post-punk, para dejar atrás los sombríos parajes de Movement  y así trasladarse hacia la luminosidad de la electrónica pero sin perder esa aurea depresiva y plasmarla en su single “Blue Monday” y luego en el álbum Power, Corruption & Lies. Fusionando así el rock con la electrónica cuando nadie más quería hacerlo.
Aquella noche de 1981 en New York cuando Bernard Sumners quedó cautivado con una pieza musical de sintetizadores,  experimentó una especie de epifanía y tuvo la convicción de que era la música que quería hacer. Para él, esa música sonaba fresca y ayudaría a la banda a establecer un nuevo comienzo. Sumners anhela que algún día sus nuevas creaciones sonoras se lleguen a escuchar en esos clubs neoyorkinos.
En 1982, New Order con su single “Temptation” ya había marcado la pauta de hacia dónde se orientaría su futuro musical, la combinación entre el rock y la disco. Años atrás, cuando eran Joy Division, un entusiasta Ian Curtis le había compartido a la banda material de Kraftwerk, asegurándoles que esa sería la música del futuro.
Influenciados por los clubs que habían conocido en New York y tratando de reflejar la estética más pura de ellos, New Order junto a Factory abrieron el icónico club nocturno The Hacienda, AKA FAC 51.    
La banda adquirió una nueva sala de ensayo y estudio en Cheetham Hill, Salford que estaba al costado de un cementerio y no tenía ventanas. Se podía decir que ellos ensayaban literalmente al nivel de los muertos, pues la sala estaba debajo del suelo. La banda escribiría composiciones cada día y ensayarían 3 veces por semana, lo que hizo que las canciones llegaran pronto. A pesar de esto para el baterista Stephen Morris el sonido era malo en la sala y los equipos no funcionaban muy bien. New Order había gastado una fortuna en implementar el estudio en búsqueda de poder llegar lo más lejos que podían y ello se manifestaría con “Blue Monday”.
BLUE MONDAY
Si hay una canción que marcó un hito en la historia de New Order, esa fue “Blue Monday”, su primer gran éxito. Una canción de siete minutos y medio de duración que significaría un nuevo comienzo para la banda y un adiós a su anterior manera de trabajar. Un tema que mostraría el ritmo majestuoso de New Order, la fusión perfecta entre el rock y la electrónica.
“Blue Monday” tiene sus orígenes en el tema “5 8 6” que estaban preparando para el siguiente álbum, y se lanzó como single el 7 de marzo de 1983, y tuvo como lado “B” su pieza gemela e instrumental “The Beach”. “Blue Monday” alcanzó el puesto N°1 en los rankings indie en UK y N°9 en las listas comerciales, mientras que en los Estados Unidos logró llegar al puesto N°5 del Billboard Hot Dance Club Play, apoderándose de las pistas de baile y cumpliéndose así el sueño de Sumners. “Blue Monday” se  convirtió en el más grande 12” de todos los tiempos, ¿quién no la bailó en los 80s?.
El 31 de Marzo de 1983, millones de televidentes del programa Tops Of The Tops de la BBC, quedaron estupefactos al escuchar a la banda interpretar el tema en vivo.  A pesar que Stephen y Gillian se mostraron inmóviles en sus posiciones detrás de los sintetizadores, Hooky reflejaba seriedad en su rostro mientras maniobraba con una batería electrónica y ejecutaba el bajo y Bernard, reflejando parquedad tanto en su rostro como en su canto.   
New Order presentando "Blue Monday" en la BBC.
Como se sabe la política del programa era que las bandas que se presentaban tenían que hacer playbacks, pero New Order insistió en tocar en vivo. Existieron problemas técnicos y Morris los recuerda “[Blue Monday]… nunca fue la canción más sencilla para tocar en escena de todos modos, así que todo salió mal. Los sintetizadores estuvieron mal. Sonaba horrible”. Para Bernard esa presentación fue un suicidio comercial pero desde una perspectiva ideológica, era una buena postura tocar en directo y no con pista.
“Blue Monday no fue realmente un gran tema, yo lo veía más como un asombroso evento sónico. Que llevaba ese sorprendente y propulsivo beat…” diría Bernard sobre su famosa canción.
Con “Blue Monday”, New Order reinterpretó el significado de lo que es la música de baile. Se podía mezclar lo introspectivo  y melancólico  con el disfrute y jolgorio “dance”. 
“Movement sonaba como Joy Division, pero Power, Corruption & Lies es el primer registro de New Order”  Peter Hook.
Cuando llegó el tiempo de ingresar al estudio para crear el siguiente álbum, la banda dejó su usual Strawberry en Stockport para mudarse al estudio Islington Britannia Row de Pink Floyd, que era conocido por ofrecer una claridad excepcional de sonido y por tener grandes parlantes que permitían tener pistas perfectas. 
En Britannia Row el grupo solo trabajaría las canciones que ya estaban en el demo que habían hecho en Manchester, añadiéndoles sintetizadores y guitarra, bajo y percusiones para finalmente mejorar la escritura de las canciones. 
La creación del álbum solo recogería las influencias musicales de Sumner, sino también de Gillian Gilbert que por esa época asistía a clubes nocturnos y los recuerdos de los días en el bus durante las giras, escuchando Ennio Morricone, el soundtrack Clockwork Orange de Wendy Carlos y Kraftwerk (“Your Silent Face” es una clara muestra de ello). 
Para Power, Corruption & Lies , New Order realizaría las primeras exploraciones con el sampler, “Conseguimos un Emulator, que era como el primer sintetizador en ‘samplear’. Recuerdo instalándolo en Cheetham Hill. Toda esta tecnología, las miles de libras invertidas, y sabes ¿qué fue lo primero que hice? Samplear un flatulencia. ¡Ja, Ja, Ja! Esta no aparecería en ninguna canción pensé” recuerda Stephen Morris. Además del Emulator la banda había conseguido también un  Oberheim DMX y un Prophet 5 que serían la causa de un considerable golpe en el sonido de New Order.
"Bernard y Steve en particular, estaban explorando tecnología ..."
Bernard y Steve en particular, estaban explorando tecnología y sonidos…ellos programaban los sintetizadores y las cajas de ritmo, entonces Mike Johnson y yo trabajábamos la producción, tanto que me quedé envuelto en ello. Hubo definitivamente un cambio en el estilo. Este llego a ser una especie de mezcla. Movement sonaba como Joy Division, pero Power, Corruption & Lies es el primer registro de New Order. Tú escuchabas un sonido distinto. Ese matrimonio de la electrónica con el rock ofrecía un sonido único. Canciones como ‘Everything’s Gone Green’ y ‘Temptation’ condujeron el camino hacia Power, Corruption & Lies” señalaría Peter Hook.
“Pienso que encontramos nuestra dirección y eso nos devolvió la confianza…creo que en Movement perdimos la confianza en nosotros mismos. En Power, Corruption & Lies empezamos a disfrutarla nuevamente. Nos sobrepusimos a la partida de Ian, Empezando  a usar maquinas y la vida era buena nuevamente” sentencia Bernard.
Power, Corruption & Lies fue lanzado en mayo de 1983. Demostrando el notable crecimiento alcanzado por la banda en su búsqueda de la identidad musical, dejando relegados los tiempos del post-punk para exhibirse como una banda de ¿rock electrónico?.  La portada fue diseñada por Peter Saville, quien se baso en una pintura en donde se observaba una canasta con rosas, en una especie de tributo a Ian Curtis al recordarse por esa fecha un año más de su deceso.  
Power, Corruption & Lies llegaría al puesto N°4 en Uk y al momento en que la banda tendría que salir del perfil bajo que lo caracterizaba, para introducirse en un mundo más “marquetero” gracias a su carrera musical que iba en rápido ascenso. Pero en medio de todo ello New Order siempre buscaría conservar la integridad de su propuesta.
POWER, CORRUPTION & LIES (Factory Years –Rhino Records 2008)
Esta reedición está compuesta de un set de dos discos. El álbum original en el primero y los singles, sus lados “B” y versiones  12” en el segundo. Con un sonido y empaque impecable, además de las notas de Ian Harrison que nos describe el contexto que rodeó a Power, Corruption & Lies pero como en toda esta colección, no aparece fotografía alguna de la banda.
En este álbum, New Order exhibe atrevidos sonidos computarizados, que dan más colorido a su obra musical. Así como también poderosos ritmos elaborados con destacable creatividad e ingenio, la intriga y poesía van de la mano durante varios episodios del disco. Sin embargo, a pesar de todos los artilugios electrónicos que resaltan en la obra, sobresale el rol protagónico que va adquiriendo el bajo de Peter Hook y que sería una de las “marcas registradas” del sonido de New Order.    
El bajo de ‘Hooky’ tiene un arranque brutal en “Age Of Consent” logrando una cautividad inmediata con la canción, y esos sonidos melancólicos de los sintetizadores la hacen una de las mejores canciones de New Order, esta pieza irradia pura energía pop.   “We All Stand” esparce una nebulosa atmósfera enrarecida por los sonidos del bajo, y sonoridades que por momentos evocan la languidez expuesta en Movement. “The Village” es una alegre pieza electrónica, que derrocha inocencia  y odas a un amor genuino “Our love is like the flowers/ The rain, the sea and the hours”. La bizarra “5 8 6” es el embrión de “Blue Monday”, con un comienzo de sonidos de computadora ejecutados atemporalmente, la pieza se va transformando en una sinfonía disco en donde fluye la tortuosa interpretación vocal de Bernard en medio del baile. 
“Your Silent Face” es una canción que deja en evidencia la influencia del Trans Europe Express de Krafwerk, y que posee unos sonidos electrónicos tan arrulladores y bellos a la vez, enriquecidos por el bajo de Hook. Quizás la mejor del álbum.  Una sublime balada electrónica. En “Ultraviolence” sonidos de percusión y beats aligeran la marcha en paralelo con efectos electrónicos y el bajo de ‘Hooky’, un tema que tranquilamente pudo ser parte del repertorio del Closer. “Ectasy” está plagada por sonidos computarizados entrelazándose con voces robotizadas además del ya característico acompañamiento de bajo, que pone su sello a en cada uno de los temas de esta producción. Cierra “Leave Me Alone” con un conmovedor bajo  que se une a melancólicas líneas de guitarra para introducirnos a un ambiente gobernado por la nostalgia. Así pues termina Power, Corruption & Lies, un disco perfecto, entre lo mejor de los 80s por su hasta entonces arriesgada propuesta de fusionar el rock con la electrónica. Otro aspecto resaltante es que sin llegar a ser un gran cantante, Bernard Sumners consigue una nota aceptable al demostrar que ya se había librado del fantasma de Ian Curtis.
El disco 2 contiene las ya comentadas “Blue Monday” y “The Beach”. El single “Confusion” en dos presentaciones, 12” e instrumental, cuya música refleja la influencia del “dance” italiano en la banda. Este sencillo fue lanzado posteriromente a la aparición de Power, corruption & Lies e igualaría el logró alcanzado por “Blue Monday”, escalando la posición N° 5 en el U.S. Billboard Hot Dance Club Play. “Confusion”  contó con la participación de Arthur Baker en la producción, quien había trabajado y tenido muchísimo éxito con Planet Rock y con “Walking On Sunshine”. El grupo había viajado a New York en 1983 sin tener ninguna canción preparada, entonces Baker les dio 12 horas para “Jammear” y después los colocó en el estudio por un día y al final de la jornada la canción estaba lista. Su video fue filmado en el Paradise Garage  donde se observa a Baker y el novio de Madonna de aquel entonces, Jellybean Benitez, además de un grupo de bailarines de “breakdance”.  
Single "Confusion" FAC 93
Otro single que contiene este disco es  “Thieves Like Us” que fue lanzado en 1984, como soporte de la gira y que lograría alcanzar el N° 1 en las listas “indie” en Uk y N°18 en las del “mainstream”, también se incluye su versión instrumental. El corte que llama la atención es “Lonesome Tonight” por ser la pieza menos electrónica de la colección, construida solo a base de cuerdas de melancólicas guitarras, punteo de bajo, batería y sencillos teclados, sin mucha sofisticación electrónica. El último single es “Murder”  que fue lanzado en mayo del mismo año pero que no lograría la misma repercusión que los singles anteriores, pero lograría alcanzar posiciones aceptables en los rankings. Un tema que nos muestra que a pesar de la euforia de la banda por la música de baile, no está dispuesta a olvidarse de sus raíces sombrías, además de mostrarnos extraordinarios “sampleos” de las películas Calígula y 2001: Odisea del Espacio, dándole al tema cierto aire tenso y macabro.
Esta segunda parte de la historia,  nos deja a una banda que pudieron jactarse de haber salido bien librados y con creces de su experimentación sonora, llegando a ser innovadores con su particular e inédito estilo musical. Power, Corruption & Lies es sin lugar a dudas es uno de los mejores disco que ha hecho New Order. La leyenda aún tendría mucho más por ofrecer.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario