jueves, 11 de diciembre de 2014

ORQUÍDEA: EXPULSANDO SHOEGAZE DESDE EL MISTI

ORQUÍDEA
ENTREVISTA 
Tras casi una década de silencio, el dúo arequipeño conformado por Abdel De La Cruz y Raúl Begazo, vuelven a escena con un esplendido trabajo, Abril, un álbum que marca distancias con el dream pop presentado en su anterior trabajo, el EP Translúcido, para volarnos los sentidos con un ensoñador y ruidoso “shoegaze” que se alterna con procesadores, cajas de ritmo y otros elementos electrónicos. Conversamos con sus artífices para que nos cuenten los detalles de cómo lidiaron para alumbrar esta bella flor sonora, que también ha causado singular impacto en la capital. Además de su presentación en el reciente IV festival Integraciones. Aquí un extracto de la entrevista realizada a los músicos, cuya versión completa será parte del próximo número de nuestra revista. 
SIEMBRA   
Guido ¿Cómo nace Orquídea?
Raúl: Con Abdel teníamos un grupo que se llamaba Fobya, donde hacíamos post-punk.  En el 2004 iniciamos proyectos personales en paralelo, él hizo Orquídea pero necesitaba tocar en vivo el material y bueno me pidió apoyo con el bajo, guitarras, secuencias; Ese año salió el EP Translúcido, de sonido más pegado al dream-pop y ofrecimos entre 3 y 4 conciertos.
G: ¿Por qué el nombre Orquídea?
Abdel: Cuando comencé a buscar el nombre para el proyecto las casualidades estuvieron presentes, durante un viaje a la ciudad de Lima (para ver algún concierto internacional) tomé una revista y leí que la vainilla era una orquídea y la película que proyectaban en el bus fue El ladrón de orquídeas, "Adaptation", y a la entrada de Lima vi un anuncio que decía "Exposición de Orquídeas", así fue que el nombre quedó. 
Translúcido EP (2004)
G: ¿Qué pasó entre Translúcido y Abril?

R: Pasaron 10 años (risas). Como dice Abdel “Orquídea, es de él y la resurrección de Orquídea es tuyo”. Complementa un poco lo que ha sido la evolución musical de Orquídea, muchos de los temas de Abril, son de un sonido noventero, shoegaze, con algunos instrumentos y secuencias de ahora.  El segundo disco es un poco más ruidoso, en cambio el primero es dream-pop, más pegado a la melancolía.
G: ¿Cómo retoman Orquídea?
R: Me fui a trabajar al norte y regreso el 2007, y con Abdel dijimos “hagamos Orquídea”, pues otra vez estaba de “moda” el ruido, el “noise”. Nos reunimos un par de veces en mi casa e hicimos un par de maquetas. Unos tres o cuatro temas, que ahora hemos incluido en el Abril.
A: Comenzamos a grabar en el 2011 lo que sería el disco, es más ya habíamos grabado 2 temas: “Abril” y “Ultracold”, lo dejamos unos meses y cuando quisimos retomarlo los precios de grabación se dispararon, y sobre todo lo detuvimos por cuestiones de sonido, pues queríamos conseguir los efectos y guitarras adecuadas para el proyecto.
G: ¿Cómo se interesa el sello Hype-Records en lanzar Abril?
 R: En este año comencé a trabajar con las canciones que habíamos grabado y justo vino un amigo metalero, que tiene una banda que se llama Mudra, Edwin, y me dice, “yo tengo un programa que sirve para hacer eso, se llama el ‘cubase’”. Y poco a poco, fui comprando como jugando cosas, y armé un estudio semi-profesional en mi casa. Grabé las canciones de Orquídea, se las pasé a Mauricio Miranda de Blog del Bam, y me dijo “oye, esto está bueno, hagan algo” la soltó en su blog, y salió una bonita reseña en una página web, Latinoamérica Shoegaze de Colombia, allí decidí hacer todo el disco.  Cada vez que “bajaba” de mi trabajo (Raúl labora fuera de Arequipa), los siete días me metía al estudio, por ahí sonaba algo mal, trataba de comprar otros accesorios, a fin de obtener un sonido más profesional, y así fui grabando todo el disco. Agoté las tres o cuatro canciones que tenía grabadas con Abdel, y para hacer un LP necesitas por lo menos 9 a 10 canciones, así que fui grabando, y es cuando tengo 12 temas que me contacto con Hype-Records de Lima, y le mandamos el demo, con las canciones sin masterizar. A la gente del sello le gustó la idea de lanzar nuestro disco, es entonces que decidí grabar las 12 canciones –masterizarlas- y meterme un poco más en lo que es el mundo de la masterización y todo eso por necesidad porque todo el presupuesto que había destinado para grabar el disco, me lo había gastado comprándome consolas, micros, parlantes y procesadores de efectos de sonido.
A: Yo estaba tan ocupado con el trabajo de abrir un Bar, el cual duró esos 4 meses, que no me dio tiempo de grabar el disco.
Los esposos Jessica Lobón (voces en "Input" y "Only shallow") y Raúl Begazo
G: Raúl en los créditos del álbum vemos a tu esposa, ¿Cómo te ayudó en la concepción de Abril?
R: Me ha ayudado bastante en esto, porque manejar parte del presupuesto familiar para hacer música, sin ninguna retribución económica a cambio, es loable. Es más cuando estuve para acabar el disco, me presiona de Lima la gente de Hype-Records porque el 7 de setiembre había el festival Lima Vive Rock, y me dicen “quiero el disco 10 días antes” porque lo querían vender ahí. El disco todavía estaba en pañales, tuve que amanecerme toda una semana terminándolo para entonces. Había citado a dos o tres chicas para que me ayuden con las voces, pero desistieron, creo que no se identificaron con lo que pretendía hacer. Entonces preocupado con mandar todo a Lima, había un cover de My Bloody Valentine de la canción “Only Shallow”, le pido a mi esposa por favor que me ayude cantando, “yo no canto ni el arroz con leche” me dijo. Le hice cantar palabra por palabra, “she…”, “ya eso nomás” le decía, y lo iba registrando, nos demoramos como dos horas en ese proceso. Pues era difícil para una persona que nunca ha cantado en su vida, pero gracias a la tecnología todo es posible, como arreglar desafinaciones. Ahora mi esposa le gusta y quiere que la haga ingresar a una academia de canto.  
G: ¿Cuál es la idea que tratas de plasmar en el tema “Intro” del disco, haciéndole cantar a tu esposa fragmentos de Hansel y Gretel?     
R: Necesitábamos un “intro” para el disco.  Faltaban horas para mandarlo a Lima, y la idea me la sugirió Mauricio Miranda. Hice una pieza de dos notas, una batería algo atmosférica y le pedí a mi esposa Jessica que por favor relate el cuento de Hansel y Gretel -que me gusta mucho- como si lo estuviera contando a mi hijo de 5 años, que se entienda de esa manera.   
GERMINA
Orquídea en su presentación en el Festival Integraciones (Lima)
G: ¿Cómo reprodujiste esas líneas peculiarmente chirriantes sobre el final de “Ultracold”?
R: Todas son guitarras, lo que sí hago con ellas es procesarlas, transportar ese sonido a un teclado y por ahí manejando el reverb, el delay, y otros efectos, logrando sonidos más agudos. Es un octavador que se utiliza para la guitarra.
A: Es más cuando se compuso “Ultracold”, fue la primera canción donde decidí usar efecto wah wah, que le dio una atmósfera impresionante con más delay y otras cosas más.
G: ¿Cómo influenció “Heroes” de David Bowie en “Sin religión”?
R: Estaba viendo una película, The Perks Of Being a Wallflower, sobre unos adolescentes que estaban recién gozando la vida, cuando salen de casa y van a estudiar, y en la parte más sentida de la película ponen de soundtrack el tema de Bowie, obviamente ya la había escuchado hace tiempo, pero en esa ocasión me transportó hacia el personaje, se me quedó grabada, me inspiró bastante para hacer “Sin religión”, que personalmente me gusta pues tiene fuerza, creo que esa la vamos a usar como single, para pasarla a las radios que nos permitan  colocar nuestro material tanto en Arequipa como en Lima. La canción habla un poco de viajar, de ir sin sentido por la vida. Está influenciada también en la crisis de la franja de Gaza, ocurrida hace algunos meses, donde todos sus muertos son a raíz de una discrepancia religiosa, entonces tenía esas dos ideas en mi cabeza, el viajar y la religión.
G: Si bien se notan influencias de los primeros Silvania, My Bloody Valentine y Slowdive en Abril, ¿Cuál es el toque personal que Orquídea ofrece al amante del shoegaze, qué lo hace distinto?
R: Cuando uno hace un disco, “no dice me voy a parecer a este” sino que tienes tus influencias ahí, adoptas un poco de cada una de ellas. Me encanta Resplandor, me encanta el shoegazing japonés, hay bandas espectaculares que son pegadas totalmente al ruidismo. Cuando empiezas a agarrar tu guitarra y a componer, es como mezclar todo eso, como hacer un extracto de esa música. Coloco un poco de guitarras fuertes, guitarras melódicas, y una voz susurrante al fondo.  
A: La composiciones que se hicieron por el 2008 tenían una influencia noise solo que no podíamos quizás plasmarlo por no tener unos efectos adecuados para lo que queríamos que sonaran, que era el sonido noise.
G: ¿Por qué hacer un cover de My Bloody Valentine, si tenías suficiente material para el disco?  
R: “Only Shallow” me ayudó un poco a dejar -en la época de colegio- el “grunge” o el punk que se escuchaba en las radios allá en Mollendo. Prendía en la noche todas las emisoras chilenas y eran solamente rock del bueno. De pronto entre todas esas radios, escuché algo tan melódico y ruidoso a la vez, que me gusto, empecé a investigar y era My Bloody Valentine.  Después de algunos años vi el vídeo y siempre deseé tocar esa canción como un cover.
En la presentación de nuestra revista
G: En “interlude” y “uh, uh, uh!!!” existen ciertas aproximaciones con la electrónica, ¿tienen la orientación de fusionar ese estilo con el shoegaze, para crear un pop más abstracto, una música más rica en texturas, es quizás la mira hacia dónde irá el sonido de Orquídea a futuro?
 R: Definitivamente, en Abril llega a plasmarse, se hizo muy de la mano con tecnología, los MIDI, los controladores, y todo eso. Las baterías fueron hechas en un programa, es allí donde se maneja la tecnología. Puedes darle un toque clásico como digital, y eso creo que es lo que vamos hacer después. Tenemos una propuesta para diciembre para sacar un pequeño EP, vía on-line y de hecho va a tener un sonido un poco más electrónico. No orientado al dance, ni música bailable sino manteniendo siempre el ruidismo como base.
A: “Uh, uh, uh!!!” es la canción que se comenzaba a ensayar durante las sesiones de Orquídea y una donde nunca se me ocurrió poner letra, es más quería en un momento ponerle pero mejor quedo así, simple y sin más que un par de acordes
G: ¿Qué deseas generar en el oyente que escuche Abril?
R: Que sienta la melodía y las ganas con que fue hecho este disco, que la entiendan y la comprendan como una nueva propuesta y aceptarla. Seguir un poco con la tradición de buenas bandas peruanas de shoegaze, como Resplandor o lo que hizo Coco Ciëlo, quien además era arequipeño. Que no se pierda esa estirpe.
A: Viajar sin moverse, con los ojos bien cerrados. Soñar y alejarse por un momento de la realidad y disfrutar de la sonoridad del disco.
G: ¿Cuáles son las expectativas que tiene con el disco?
 R: En Lima, Fernando Alayo está metiéndolo por todo lado, por las disqueras. Hay bastante aceptación de la gente y músicos shogaze que existen en la capital. Queremos hacer más tocadas en Arequipa. Hay tres o cuatro blogs que han hablado muy bien del disco, hay reconocidos músicos limeños de la escena interesados en hacer tocadas con nosotros, eso nos dan muchas ganas para seguir apostando por el proyecto.  Me han dicho por ahí que en Galerías Brasil ya se agotaron los discos.  Aquí en Arequipa es un poco más difícil, no se encasillan en un estilo, por decirlo de alguna manera “nuevo”.
A: Después de lo nacional abarcar fuera de nuestro país y ver hasta dónde se llega, pues vemos que el disco tiene un fuerte potencial internacional.
RESEÑA
ABRIL
HYPE RECORDS (2014)
No es una exageración proclamar que Orquídea se alza con este excelente trabajo, como la banda peruana que ha dado la propuesta más sólida y efectiva de shoegaze hecho en nuestra patria. Los doce temas que componen el álbum, nos muestran una infinidad de efectos de guitarras, distorsiones, procesadores, cajas de ritmos, ruidos y voces susurrantes, que se combinan para edificar con singular maestría una serie de sugestivos ambientes sonoros y sensaciones, dominados por la ensoñación y la nostalgia, en medio de parajes que oscilan entre lo introspectivo y lo cósmico. Música que resulta mágica, misteriosa por momentos y sideral, llevándonos a explorar desde nuestro mundo interior hasta ir en pos de la galaxia.   
En medio de una pausada marea de distorsiones y una atmosférica percusión, la voz de Jessica Lobón nos relata un fragmento de la novela Hansel y Gretel, introduciéndonos a un mundo sonoro ciertamente siniestro e introspectivo dejándonos atónitos con su pieza introductoria “Input (Intro)”, para luego llevarnos a un estado embargado por la añoranza en “Ultra Cold”, donde abrasivas murallas de distorsión y exquisitas capas de ruidos se encargan de esculpir lugares nostálgicos en nuestras mentes.  En medio de esa maraña de ruidismo irrumpen delirantes chirridos de guitarras sampleadas, que luego darán paso a sonidos todavía más fragorosos con la hipnótica “Feel Inside”. Unos seductores redobles de batería abren paso a pujantes punteos que luego erosionan en estruendosos feedbacks en la ruidosa y pegajosa “Se Va”, como si estuviéramos frente a una especie de explosión sónica por describir de alguna manera su sonoridad, donde unas susurrantes voces parecen emerger del limbo, más crujidos irán sucediéndose hasta el final.  En “No Religión”, diversos efectos de guitarras crean una musicalización aplastante, cautivante, a ritmo de una marcial percusión de caja de ritmos, bebiendo su sonoridad del legendario “Heroes” del gran David Bowie.
Unas pausadas distorsiones y múltiples efectos de guitarras se encargan de dibujar una atmosfera triste y grisácea en la majestuosa “Abril”, mientras que en la experimental e instrumental “Interlude”, se explora con las cuerdas y la electrónica. Más acrobacias con delay, wah wah y otros efectos proseguirán en la paisajista y etérea  “Mat04”, cuyas secuelas de cuerdas se verán finalmente invadidas  por ensordecedoras deformaciones sonoras, que resultarán el aperitivo perfecto para la espacial “Uh, uh, uh!!!”. Una bizarra percusión y un bajo contundente nos adentrarán a la delirante “Untitled”, cuyo volátil shogaze llega a transitar con sonoridades de somnífero Trip-hop por momentos, y aún alcanza ambientes noise, propio de los hermanos Reid  (The Jesus & Mary Chain). Posteriormente sigue el cover de “Only Shallow” de My Bloody Valentine, con la participación nuevamente de la esposa de Raúl en las voces, donde no se mueven un ápice de la versión original en su ejecución. Para cerrar el disco con broche de oro, unas narcóticas líneas de guitarra, a lo Cocteau Twins, nos conquistan los sentidos en la magnética “Output”.
Orquídea nos presenta un disco ideal para experimentar emociones entre la melancolía y el delirio. En los últimos años pocas obras lo han logrado, simplemente explorando con el ruido “exhalado” de las cuerdas. Sin llegar a ser innovadores ni vanguardistas, el dúo nos ofrece un grandioso “revival” shoegaze.  

Escucha el álbum completo aquí https://soundcloud.com/orquidea-shoegaze/sets/abril
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario